Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Posts Tagged ‘Evasión’

La inseguridad

Posted by rayuelo en 29 abril 2009

Supongo que por ser el 60º aniversario de la publicación de “1984” (1949), de George Orwell, mucha gente lo estará leyendo por primera vez, si además añadimos que este año 2009 cumple veinticinco años todo aquel que naciese en 1984 pues la carambola es doble. Si nos ponemos pesaditos podemos comentar que la gente se empieza a sentir identificada con la idea de que sigue los parámetros que se marcan desde sabe Dios que altas esferas. Si rizamos el rizo un montón (y nos convertimos en genios melodramáticos como Almodóvar) se puede decir que mucha gente lee más en estas fechas de empleo escaso y pocas oportunidades de ocio externo gratuitas.

Nada de ésto es bueno ni malo Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in Actualidad, Economía, Ensayo, Filosofía, Historia, Novela, Política, Sociología | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 Comments »

Por amor al arte

Posted by rayuelo en 11 marzo 2009

"Cueva de las manos" en La Patagonia; sobre el 13.000 a.C

"Cueva de las manos" en La Patagonia; sobre el 13.000 a.C

Apenas necesitamos decir que desde el punto de vista tradicional difícilmente podría encontrarse una condena más rigurosa del presente orden social que el hecho de que el hombre que trabaja ya no hace lo que más ama, sino más bien aquello a lo que está obligado, así como la creencia general de que un hombre sólo puede ser realmente feliz cuando “se evade” y se divierte. Pues aún en el caso de que por “felicidad” entendamos el disfrute de “las cosas más elevadas de la vida”, es un cruel error pretender que esto puede hacerse en el ocio sino se ha hecho en el trabajo. Pues “el hombre dedicado a su vocación encuentra la perfección… el hombre cuya oración y alabanza a Dios están en la hechura de su trabajo propio se perfecciona a sí mismo”. Este es el medio de vida que nuestra civilización niega a la inmensa mayoría de los hombres, y en este aspecto es notablemente inferior a las sociedades más primitivas o salvajes con las que pueda compararse.

Y estas sabias palabras las llevo yo al mundillo del arte. Nuestro concepto de arte Lee el resto de esta entrada »

Posted in Actualidad, Arte, Ciencia, Ensayo, Filosofía, Lenguaje, Religión | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 13 Comments »

Correr el riesgo

Posted by María en 3 marzo 2009

Una de las mayores causas de infelicidad de los hombres ha sido el enaltecimiento del presente y la desestimación del pasado. Quizá nada produzca más dolor que ser un fue(…) Y es un lugar común de la literatura lamentarse por la dicha o la gloria perdidas y aun señalar que, por haberlas tenido, el aguijón de la tristeza se clava con más saña que si no se hubieran nunca conocido.
Los que amaron y fueron amados se desesperan tras la viudedad o el abandono o la progresiva dureza de sus corazones, mientras que quienes jamás probaron esos entusiasmos o los domesticaron se mantienen tranquilos en sus diferentes edades. (…)
Todos conocemos ese “riesgo”, pero casi nadie se resiste a correrlo. Pocos son los que, ante un giro favorable de la fortuna, han decidido rehuirlo por si acaso les llegaba un revés más adelante. Todos tenemos la esperanza de que el primer giro dure, y aun se eternice, y algunos viven a partir de entonces con la perpetua angustia de que se les cambie el viento.
¿Por qué se tiene tan en poco lo sucedido, una vez que ha cesado?
Lee el resto de esta entrada »

Posted in Actualidad, Ensayo, Filosofía, Periodismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 9 Comments »

Trovarsi

Posted by rayuelo en 24 febrero 2009

¿Por qué ficción? No, todo es vida en nosotros. Vida que es revelada a nosotros mismos. Vida que ha encontrado su expresión. Ya no se finge más, cuando nos hemos apropiado de esta expresión hasta convertirla en la fiebre de nuestro pulso, en lágrimas de nuestros ojos, o en risa de nuestra boca. Comparen las muchas vidas que puede vivir una actriz, con la que cada cual vive cotidianamente: de una estupidez, a menudo, deprimente… No lo advertimos, pero todos, cada día, sofocamos el florecer de quién sabe cuántos gérmenes de vida, posibilidades que están dentro de nosotros, obligados como estamos a continuas renuncias, mentiras, hipocresías… ¡Evadirnos, transfigurarnos, convertirnos en otros!

Al hablar de teatro contemporáneo Lee el resto de esta entrada »

Posted in Filosofía, Lenguaje, Teatro | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 Comments »

Infancia: La inocencia interrumpida en tres libros

Posted by nacho78 en 4 febrero 2009

Los tres libros son 3 novelas fundamentales en mi trayectoria a todos los niveles: El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia (1907) de Selma Lagerlöf; La historia interminable (1979) de Michael Ende; y El juego de Ender (1986) de Orson Scott Card. Los tengo aquí delante mientras escribo esto, y probablemente serían 3 de esos 10 que uno se llevaría a una isla desierta.

Quería hablar de la época de la infancia, un período que a veces puede ser difícil; por miles de circunstancias, pero no la menos importante el contacto, o la falta de él con otros niños y niñas, y el trato que se recibe. Todos sabemos que los niños pueden ser adorables y crueles, inocentes y resabidos, cobardes o valientes, sensibles o “brutos”.

Bueno, una de las maneras de escapar de los problemas es adentrarse en el reino de la Fantasía como yo hice desde muy pequeño… y ello nos lo muestra perfectamente el protagonista de La historia interminable, Bastian Baltasar Bux, que literalmente es absorbido por un libro Lee el resto de esta entrada »

Posted in Cuento, Novela | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 Comments »

Contra el miedo, la buena literatura…

Posted by María en 23 enero 2009

Humana cosa es tener compasión de los afligidos, y aunque a todos conviene sentirla, más propio es que la sientan aquellos que ya han tenido menester de consuelo y lo han encontrado en otros: entre los cuales, si hubo alguien de él necesitado o le fue querido o ya de él recibió el contento, me cuento yo. Porque desde mi primera juventud hasta este tiempo habiendo estado sobremanera inflamado por altísimo y noble amor (tal vez, por yo narrarlo, bastante más de lo que parecería conveniente a mi baja condición aunque por los discretos a cuya noticia llegó fuese alabado y reputado en mucho ), no menos me fue grandísima fatiga sufrirlo: ciertamente no por crueldad de la mujer amada sino por el excesivo fuego concebido en la mente por el poco dominado apetito, el cual porque con ningún razonable límite me dejaba estar contento, me hacía muchas veces sentir más dolor del que había necesidad.”

La Literatura nos abstrae del mundo y nos coloca en un universo fuera de toda realidad. El autor de este texto vivió en una época difícil. La peste asolaba Europa y en la Península Itálica, donde residía, ésta se llevó dos tercios de la población por delante. El miedo hace que los seres humanos nos volvamos locos, salvajes, peligrosos…. ante todo peligrosos. Este italiano (mejor dicho, para la época, florentino) lo sabía, y la población italiana tenía miedo, mucho miedo (y es normal si vas andando y lo único que ves son cadáveres). Por eso redactó esta obra en la que siete personajes quieren evadirse de la realidad, emigrar a otro lugar donde la enfermedad no exista. Y lo hacen, se marchan de la oscura ciudad pestilenta a una villa donde luce sol y la primevera es constante. A partir de ahí viven contandose historias, cuentos… Lee el resto de esta entrada »

Posted in Cuento, Historia, Lenguaje, Novela | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 9 Comments »

La impertubabilidad

Posted by rayuelo en 22 enero 2009

Tres espadachines se sentaron en una mesa en una atestada taberna japonesa y comenzaron a hacer ruidosos comentarios sobre su vecino, esperando llevarle a un duelo. El maestro parecía no percatarse de ellos, pero cuando sus alusiones se volvieron más rudas y acusadas, levantó sus palillos y, en un rápido gesto, atrapó sin esfuerzo cuatro moscas al vuelo. Cuando lentamente dejó los palillos, los tres espadachines rápidamente dejaron la estancia.

La historia ilustra una gran diferencia entre el pensamiento Oriental y el Occidental. El Occidental avanzado estaría intrigado por la habilidad de alguien para cazar moscas con palillos, y probablemente diría que no tiene nada que ver con lo bueno es que en combate. Pero el Oriental se daría cuenta de que un hombre que ha obtenido una maestría tan completa de un arte revela su presencia de mente en cada acción. El estado de totalidad e imperturbabilidad demostrada por el maestro indica su maestría de él mismo.

 

Rebuscando por la red para preparar un tema sobre filosofía oriental me encuentro con un texto excelente Lee el resto de esta entrada »

Posted in Cuento, Filosofía, Historia, Lenguaje, Psicología, Religión | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 Comments »