Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Posts Tagged ‘Amistad’

Dónde

Posted by rayuelo en 19 mayo 2009

Lo primero es lo primero: la mejor columna de opinión que he leído en mucho tiempo.

Píldoras

Lo segundo: Lee el resto de esta entrada »

Posted in Actualidad, Ciencia, Cuento, Economía, Fotografía, Periodismo, Política, Sociología | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comment »

Escucha a los niños gritar (One love)

Posted by rayuelo en 28 abril 2009

No seas vanidosa amor mío
porque para serte franco
tu belleza no es del otro mundo
Pero tampoco es de éste.

Oscar Hahn, poeta chileno, “A mi bella enemiga” (1981)

Lee el resto de esta entrada »

Posted in Geografía, Música, Poesía, Religión | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 Comments »

Callejón del Gato

Posted by rayuelo en 31 marzo 2009

Hace un mes, más o menos, robaron los espejos (uno cóncavo y otro convexo) del Callejón del Gato, por los que Ramón de Valle-Inclán vio la tragedia de España transformada en esperpento a través de los ojos de Max Estrella. Ya sabréis que estoy hablando de “Luces de Bohemia” (1920), probablemente la obra de teatro que defina mejor un país en su contexto.

Desde luego el Callejón del Gato ya no es lo que era; ahora se llama Lee el resto de esta entrada »

Posted in Actualidad, Historia, Música, Periodismo, Política, Teatro | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 8 Comments »

Evitando derechazos e izquierdazos

Posted by María en 27 marzo 2009

«-“Tú siempre fuiste del sector jacobino“, le había dicho Manuel Soto la otra vez. Y ahora ¿en que consistía pertenecer a ese sector? ¿En no votar? ¿En comprar ropa en otras tiendas, o a veces en las mismas que la gente de derechas pero eligiendo modelos más discretos? ¿En conservar un rastro de mala conciencia cuando, pudiendo ir en metro, decidía coger un taxi?

Ser de izquierdas entre su gente se había convertido en un ritual estético. Tanto ella como sus amigos mantenían buenas relaciones con la propiedad, (…); todos se veían bien en el lugar que ocupaban.

Aunque había algo aún más significativo: todos se habían situado en el presente de manera tal que no les fuese difícil imaginarse dentro de cinco años con más sueldo o más bienes, con más reconocimiento por parte de la sociedad que criticaban. Y, no obstante, todos eran de izquierdas, porque leían a ciertos autores, porque se vestían de cierta manera y porque no les sobraba el dinero. Y a lo mejor eran de izquierdas porque, pudiendo elegir, preferían el empresario público que al privado; pudiendo, claro, elegir. Y porque concedían a algún partido de izquierdas su voto testimonial.»                    Belén Gopegui, La conquista del aire

Estoy ahora mismo leyendo este libro, sorprendente. Lee el resto de esta entrada »

Posted in Actualidad, Economía, Filosofía, Novela, Política, Sociología | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 15 Comments »

Vuelta al Mare Nostrum

Posted by slumdar en 5 marzo 2009

la vuelta

la vuelta

De porque, a veces, los prejuicios y el esnobismo no nos deja ver mas allá de nuestras pestañas.

Soy andaluz Lee el resto de esta entrada »

Posted in Actualidad, Arte, Cine, Geografía, Lenguaje, Música | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 15 Comments »

Sobre el cielo de Afganistán…

Posted by María en 30 enero 2009

Visto que la entrada “amistosa” no triunfó exactamente por ese tema y pensando que será un buen debate vamos a tocar muchos temas con un texto buenísimo. La novela es muy reciente (“Cometas en el cielo” del 2003), el autor afgano-estadounidense, biólogo (como Alfredo al que hoy brindamos un grandísimo felicidades) y médico; su nombre: Khaled Hosseini. Él y su familia sufrieron la invasión soviética en Afganistán, algo que le marcó profundamente, yo no sé si era sensible o no, pero sé que hay cosas en la vida que te hacen ser sensible a golpe porrazo:

¿Me has oído? ¡Nos vamos a América!
Abrí la puerta. Entré en el baño. De pronto me encontré de rodillas, gritando. Gritando entre dientes. Gritando hasta que pensé que se me rompería la garganta y me estallaría el pecho. Posteriormente me contaron que cuando llegó la ambulancia aún seguía gritando…
(…) Estoy dirección al este. Entonces recuerdo que llevo quince años sin rezar. Hace mucho que he olvidado las palabras. En este momento me doy cuenta de que Baba estaba equivocado, de que Dios existe, de que siempre ha existido. Lo veo aquí, en los ojos de la gente de este pasillo de desesperación. Ésta es la verdadera casa de Dios, aquí es donde los que han perdido a Dios vuelven a encontrarlo, no en la masjid blanca, con sus resplandecientes luces con forma de diamantes y sus elevados minaretes. Dios existe y así tiene que ser, y voy a rezar, voy a rezar para que me perdone por haber traicionado, mentido y pecado con impunidad y por volver a Él sólo en los momentos de necesidad; rezo para que sea tan misericordioso, benevolente e indulgente como su libro dice que es. (…)
Escucho un lloriqueo y me doy cuenta de que es el mío, de que las lágrimas que ruedan por mis mejillas dejan mis labios salados. Siento fijos en mí los ojos de todos los presentes en el pasillo y sigo inclinándome hacia el este. Rezo. Rezo para que mis pecados no se hayan apoderado de mí como siempre temí que lo hiciesen” (Págs. 354-355).

Lee el resto de esta entrada »

Posted in Actualidad, Novela, Religión | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 11 Comments »

Una historia de amistad

Posted by rayuelo en 28 enero 2009

Me vas a responder a dos preguntas -dice el general, inclinándose también hacia delante: habla casi entre susurros, de una manera confidencial-. A dos preguntas que tengo planteadas desde hace décadas, desde que te espero. A dos preguntas a las que solamente tú puedes responder. Ya veo que crees que quiero preguntarte si aquella mañana, en la cacería, tuviste de verdad intención de matarme, o si sólo fue imaginación mía. Al fin y al cabo, no ocurrió nada.(…) Veo que también crees que la otra pregunta sonaría así: ¿fuiste amante de Krisztina? (…). Pues no, amigo mío, estas dos preguntas ya has respondido.(…) No te formulo esa pregunta, porque sé con absoluta seguridad que aquella mañana tu intención fue matarme. No te lo digo como una acusación, más bien me das pena. (…) ¿Qué puedo hacer con los secretos corrompidos de una casa de soltero, con la podredumbre de un adulterio, con los viejos secretos de alcobas de aire viciado, con los recuerdos de unos ancianos muertos o a punto de morirse?(…). Sería vergonzoso, indigno de ti y de mí, indigno del recuerdo de nuestra infancia y juventud, de nuestra amistad. (…) ¿Qué importan, al final de la vida, la verdad y la mentira, el engaño, la traición, el intento de asesinato o el asesinato mismo, qué importan dónde, cuándo y cuántas veces me engañó contigo, con mi mejor amigo, mi esposa, el único y verdadero amor de mi vida, mi única y gran esperanza, Krisztina?…

Hay cosas inexplicables en la vida de un amante de la literatura, el por qué de que la obra de Sandor Marai estuvo restringida, olvidada, proscrita hasta hace bien poco. Está la explicación sencilla Lee el resto de esta entrada »

Posted in Historia, Novela, Política, Psicología | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 16 Comments »