Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Archivo del autor

Pensamos demasiado, sentimos muy poco

Posted by Cartagena en 13 abril 2010

 

Lo siento, pero yo no quiero ser emperador” 

 

Así comienza el gran discurso de Charles Chaplin al final de la película “El gran dictador” (1940) protagonizada por el siempre magnífico Charles Chaplin.

Han pasado 70 años desde que Chaplin pronunciara estas palabras. Él denunciaba el progreso; porque sí, aún hay gente que sigue pensando que lo que ocurre en nuestro mundo es progreso. Cierto es que nacemos libres, pero también resposables de lo que hacemos de nosotros mismos, ¡no debemos aludir el compromiso que supone vivir en este mundo!

Yo me dedico a la enseñanza precisamente porque creo en este discurso, si no creyera que es posible, no lucharía practicamente por nada. Precisamente yo busco, al igual que Chaplin, la humanización de la sociedad, pero ¿acaso es una utopía?.

Interesante lo de la palabra “utopía“, y es que tiene una premisa importante: que no es imposible.

Discurso de Charles Chaplin en la película El Gran Dictador (1940)

Posted in Cine, Historia, Política, Sociología | 9 Comments »