Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

La existencia y el escándalo

Posted by rayuelo en 31 enero 2010

Hace falta ser salvaje para no caer en la hipocresía en este tiempo:

Sátiras

Y si eso es así se hace más fundamental que nunca guiarse uno mismo por su propio instinto. Pero ya no hay instinto.

Instinto tenía Romain Gary, doble ganador del pretigiosísimo Premio Goncourt, una de ellas presentando un libro con el nombre de su sobrino (Emile Ajar). La novela: “La vida ante sí” (1975). Habla de la ironía de la decrepitud, de notar que ya no se te quiere: de decirlo. De vivir en un sexto piso sin ascensor (como la prostituta de la historia), de tener la inocencia de Momo, ese niño musulmán que aún no es sórdido (pero si huérfano):

Yo puedo verlos a mi lado cuando quiero. Y puedo ver a quien quiera, a King Kong, a Frankenstein, a una bandada de pájaros heridos de color rosa, menos a mi madre, porque para eso me falta imaginación.

Quizá de eso se trata: de imaginación. De una sátira, de una fábula donde todos cabemos. Pero nadie lo dice: hay que imaginarla.

Anuncios

3 comentarios to “La existencia y el escándalo”

  1. maria2014 said

    La imaginación también puede salirnos muy cara…

  2. María said

    Por cierto que llevo varios días pensando, a raíz del título, que verdaderamente la existencia es un terrible escándalo…

  3. Cartagena said

    Ya lo decía Rafael

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: