Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Posos de una gran botella

Posted by rayuelo en 26 enero 2010

El silencio de los banqueros

En el libro de Job (39, 9-12) se dice:

¿Querrá acaso servirte el buey salvaje, pasar la noche junto a tu pesebre? ¿Atarás a su cuello la coyunda?, ¿rastrillará los surcos tras de ti? ¿Puedes fiarte de él por su gran fuerza?, ¿le confiarás tu menester? ¿Estás seguro de que vuelva…?

Edmund Burke piensa que esta descripción está hecha con “sublimidad”: acentúa la libertad del animal, desafiando al hombre. Yavé desafió a Job de esta manera: le concienció. Lo cuenta todo en un librito, no muy ligero, llamado “De lo sublime y lo bello” (1757). Yo no me lo acabo de tragar.

Hoy hay música:

Anuncios

Una respuesta to “Posos de una gran botella”

  1. Trackback said

    Comentario…

    [..]Articulo Indexado Correctamente[..]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: