Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Tengo una cabezonada

Posted by rayuelo en 5 octubre 2009

Con 53 años moría en San Petersburgo el compositor ruso Tchaikovsky. Su última obra, según cuentan los entendidos, era un claro reflejo de su estado permanente de depresión. El nombre: “Patética” (1893). Walt Disney, con buen criterio, prefirió para la obra maestra de “Fantasía” (1940) una parte del “Cascanueces”. Por algo sería.

Existe el miedo: al fracaso y a la alegría, eso va al gusto del consumidor. Las figuras de los músicos son muy complejas, viven en otro mundo y no oyen lo que los demás oímos. A veces consiguen comunicarse desde ese otro mundo con nosotros y de verdad que se agaradece. Los políticos: viven en nuestro mundo hipócrita donde critican que una ciudad con favelas pueda organizar unas Olimpiadas y una ciudad con oso y madroño no.

Es problema de todos. No es sólo problema suyo.

pequeño escapulario de venas ya no sirves
acaso esta resaca de domingo ha neutralizado tu efecto
he desprogramado la tele hasta ver la nieve y la tinta
la rabia vengativa de Ormuz y Arimán luchando

Enrique Cabezón es un poeta que descubrí una noche trasnochando por internet. Leí este poema dentro de su poemario “No busques lágrimas en el ojo muerto” (2006). Ormuz y Arimán: vaya dos. Hay veces que el mal contra el mal lucha. También hay veces que el bien contra el bien se enfrenta por cosas futiles.

Ahora hay que pensar: volver o no. Me lo estoy preguntando a mí.

Anuncios

5 comentarios to “Tengo una cabezonada”

  1. […] Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya Con 53 años moría en San Petersburgo el compositor ruso Tchaikovsky. Su última obra, según cuentan los entendidos, era un claro reflejo de su estado permanente de depresión. El nombre: Patética (1893). Walt Disney, Con 53 años moría en San Petersb .. […]

  2. María said

    Fenomenal comienzo. Por fin se da por inaugurado el curso “placereño”. Volver o no volver…. Depende, como dice la canción, todo depende, de seún como se mire. Que la vida es una constante lucha, es cierto. del mal contra el mal, del bien contra el bien, del bien contra el mal…. ¿qué es el bien y qué el mal? Quizás intentar comprender la vida es lo que lleva a muchos a la depresión más grande del universo. Los músicos, los intelectuales, etc., son de otra pasta, de eso estoy segura. Viven en un mundo distinto, perciben otras cosas, o quizás tienen más sensibilidad hacia ciertas percepciones. Es un misterio, como también lo es que muchos acaben optando por el suicidio, o amargados en la más triste pena, casi siempre, arrepentidos de vivir. ¿Tendrá que ver ese vivir en otro mundo con el desencanto de la vida? No lo sé…

  3. slumdar said

    Volver?, ah malandrín, cuando te fuiste?, yo nunca lo sentí. Cuando alguien llega, aunque sea solo un poquito, al corazón de alguien, sea o no artista, se sienta así o no…nunca se puede ir-aunque lo intente-. Pagarás por tus ofensas espirituales en la cárcel de mi afecto.

    Es cierto que los artistas perciben algo distinto. A veces creo que tocan otra dimensión, aun sin quererlo, y al volver a la suya la descolocación lleva a situaciones no deseadas. A mí, que a pesar de los pesares me siento creador, me ha pasado factura desde muchos frentes; la ignominia, la incomprensión, la intolerancia, y así….ni os cuento. Pero por suerte la vida me dio dos hijos que me hacen tener una perspectiva real de las cosas. Cuando se trata de eso; no hay medias tintas.

    Os estimo y os considero, y creo solo en lo que tengo. Han pasado cosas y relativizar es un ejercicio sano.

    No es mi intención regalar lo que os guste, porque no lo sé, pero lo que soy si os lo doy con la plena satisfacción de concebirlo para al menos…COPARTIRLO.

    http://www.jamendo.com/es/artist/slumdar/admin?edit=artist_widget

  4. rayuelo said

    Pues si, habéis hablado de los estados de ánimo que puede llegar a tener un artista pero para mí solamente existe una cuestión fundamental filosófica, después viene todo lo demás: esta es; SUICIDARSE O NO.

    El suicidio está en boca de todos pero ni mucho menos todos los artistas lo consideran. NI MUCHO MENOS. Son siempre conocidos los que lo hacen pero en realidad no son tantos: son casos sonados porque son personalidades pero no son tantos. Hay algunos que hasta lo aconsejan en sus escritos pero luego, ellos, no lo hacen. Qué listos.

    En este caso estoy con Slumdar en que relativizar puede llegar a ser un ejercicio sano. EN ESTE CASO. Por cierto, tío, ¿cómo puedo entrar en Jamendo? ¿Me tengo que registrar, no?

  5. slumdar said

    Ya creo que lo hablamos no?. El suicidio forma parte de gente que seguramente a nivel genético-de esto sabrá más don Alfredo- está más predispuesta a eso. Si le añadimos la carga coyuntural de no vivir una realidad como los demás, creo que eso ayuda.

    Rayu, creo que no hace falta registrarse, solo meterse en la pagina y en mi caso pones Slumdar y te salen cuatro álbumes (creo que ya tienes alguno) que te puedes descargar gratuitamente bajo licencia Ceative commons (Una cosa extraña que se han inventado los cibernautas con respecto a los derechos de autor, pero nada ni caso)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: