Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

5 comentarios to “Mercier y Camier (Tú y yo)”

  1. Esterina said

    Imagino que no hace falta mirar para ver, ni hablar para decir, un gesto puede ser mucho más claro. Como ya dice la sabiduría popular: “vale más una imagen qe mil palabras”

  2. slumdar said

    Y ese otro que dice:

    Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio…
    No lo vayas a decir.

    De Omar Khayyam…creo??

  3. Juan said

    Qué importante es el silencio.
    No descubro nada diciendo que para conocer lo que nos rodea es indispensable conocerse primero a uno mismo. Titánica tarea, ardua labor de ensayo y error. Para descubrir de qué estamos hechos, para conocer nuestra realidad, ese priemr paso que nos llevará a poder saltar al conocimiento de lo que nos rodea, es indispensable el silencio(del alma).
    El silencio es incómodo porque nos sitúa en un escenario que no nos gusta, un terruño sin escapatorias enfrentados con nuestro peor enemigo, nosotros mismos.
    No nos gusta enfrentarnos a lo que somos, necesitamos distraernos, necesitamos ruido, distracciones, algún tipo de evasión somnífera,hablar, gritar…
    Hablo en primera persona y de mi experiencia.

    Saludos!!

  4. María said

    Es bueno el silencio, pero también el ruido. Para saber que alguien no está muerto necesitamos que haga algo de ruido. Es verdad que el hombre es muy absurdo, que habla cuando no tiene que hacerlo, que se interesa en mirar lo que no es interesante, pero no debemos confundirnos, el silencio nos pone frente a lo muerto, a lo que no se mueve, no se oye, no es…
    No quiero decir con esto que haya que ser ruidosos. Pero de verdad creo que el silencio infunde miedo, inseguridad, el hombre se siente con la necesidad de hacer ruido, aunque sea absurdo en ese momento, pero lo necesita para demostrar a los demás que está vivo…

  5. slumdar said

    Hay aquí en las alpujarras un retiro budista al que voy de vez en cuando. Tiene un habitáculo para meditar en el que entro siempre que puedo y el silencio es mi único acompañante.
    A mí, ese silencio no me da miedo,…me pacifica…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: