Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Quijotada 3ª: La mujer Cervantina

Posted by María en 22 abril 2009

Parece ser que a Cervantes, tras la publicación y recepción de la primera parte del Quijote, le molestó sobremanera que cierta parte de la crítica le tildara de “gracioso”, hombre con humor. El Quijote no era una historia graciosa, y él menos, la vida pesaba demasiado. Este texto es una demostración de cómo debajo de la burlesca y en cierto modo sí, graciosa, historia de Don Quijote, se esconden denuncias de mucha actualidad, en este caso por boca de una mujer:

Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos. (…). A los que he enamorado con la vista he desengañado con las palabras. Y si los deseos se sustentan con esperanzas, no habiendo yo dado alguna a Grisóstomo ni a otro alguno, en fin, de ninguno de ellos bien se puede decir que antes le mató su porfía que mi crueldad. Y si se me hace cargo que eran honestos sus pensamientos, y que por esto estaba obligada a corresponder a ellos, digo que, cuando en ese mismo lugar donde ahora se cava su sepultura me descubrió la bondad de su intención, le dije yo que la mía era vivir en perpetua soledad, (…) Si yo le entretuviera, fuera falsa; si le contentara, hiciera contra mi mejor intención y prosupuesto.
Quéjese el engañado, desespérese aquel a quien le faltaron las prometidas esperanzas, confíese el que yo llamare, ufánese el que yo admitiere; pero no me llame cruel ni homicida aquel a quien yo no prometo, engaño, llamo ni admito. El cielo aún hasta ahora no ha querido que yo ame por destino, y el pensar que tengo de amar por elección es escusado…
Si yo conservo mi limpieza con la compañía de los árboles, ¿por qué ha de querer que la pierda el que quiere que la tenga con los hombres? Yo, (… ) tengo libre condición y no gusto de sujetarme: ni quiero ni aborrezco a nadie. No engaño a éste ni solicito aquél, ni burlo con uno ni me entretengo con el otro. ”     CAP XIII

Los personajes femeninos de Cervantes merecen una detención y un análisis singular. Hoy que está tan de moda el “feminismo” en la sociedad, yo remitiría a más de uno y, sobre todo, a más de una, a textos como este, donde Cervantes explota la primera salva femenil y reivindica el privilegio de vivir en una sociedad sin trabas acorde a su “libre condición”.

Sobre el tema de “feminismo” sí o no, ya volveremos. De momento aquí tenemos unas pinceladas cervantinas que vienen al pelo de muchos a día de hoy, siglo XXI…

Anuncios

3 comentarios to “Quijotada 3ª: La mujer Cervantina”

  1. rayuelo said

    Me ha venido a la memoria una canción de Bob Dylan, bellísima en la voz de Margot Timmins junto a su grupo “Cowboy Junkies”. SE LLAMA “LICENSE TO KILL” (licencia para matar) y dejo aquí la letra (también traducida):

    http://www.goddylan.com/Letra_LicensetoKill.htm

    Dejo un montaje que hay en youtube y en el que empieza a cantar la canción Margot, sigue Tom Petty y termina el mismo Dylan… ESPERO, MARÍA, QUE TE GUSTE.

    Me parece una canción, un poema, que aboga por algo de lo que hablábamos ayer en la entrada “Checos”: LA LIBERTAD SIN FRENO EN LA QUE NOS VEMOS SUMIDOS DÍA A DÍA. De vez en cuando hay alguna mujer que piensa esto: “¿cuándo se nos quitará la licencia para matar?”… A CERVANTES TAMBIÉN LO TRATARON INJUSTAMENTE intentando hacer una parodia de un liro “tan serio”, pero también “tan irónico” y con tantas escenas de perdedores que, como él, ganaron la batalla de la literatura pero perdieron, en cambio, la batalla de las relaciones humanas.

    A MÍ ME DA IGUAL. Que sigan las quijotadas.

  2. María said

    Me ha gustado, gracias David. La verdad es que la letra es escalofriante. El problema que ha existido siempre con la mujer es y ha sido muy grave. Antes existía la sumisión sin concesiones al hombre, hoy se las mata omo a ratones cuando algo no gusta. Eso que nuestra querida Bibiana llama “violencia de género”.

    Lo que quería hacerver con esta entrada es como Cervantes apuesta por las mujeres. En el siglo XVI-XVII nunca podría creerse que alguien esuviera escribiendo esto, defendiendo la libertad de una mujer para elegir corresponder o no a un hombre. Las mujeres estaban obligadas desd la cuna al matrimonio, concertado por sus padres. Sin embargo Cervantes aquí deja una puyita.

    Este texto podría tarerse perfectamente a la socieda de hoy. Porque el feminismo está mal entendid, está exagerado, esta desvirtuado. Pero eso será tema de otra entrada

  3. Jeffris said

    leyendo por ahí encontré un nombre de otro feminista perdido en el tiempo, Cornelio Agrippa(1486-1535) y su libro llamado De nobilitate et praeccellentia faemini sexus(1529) (De la nobleza y pre excelencia del sexo femenino).

    gracias por los fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: