Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Si soy asi, qué voy a hacer

Posted by Don Alfredo en 18 abril 2009

Soy Sacculina carcini, pariente próximo de los afamados percebes y terror de los cangrejos. Hace millones de años comenzé una transformación, a fin de adaptarme a una vida de gorroneo sin fin. No es fácil, tuve que prescindir de toda mi belleza hasta quedar reducido a un saquito de células microscópico provisto de una diminuta y afilada agujita, pero mis terribles planes así lo exígian.

Ya está todo hecho, hace algún tiempo que nadando libremente por las aguas me topé, con el que habría de ser mi hogar y mi cuerpo para el resto de mi vida. Era un cangrejo y ya estaba sentenciado. Me pinché en él y me inyecté pa´ dentro. Entonces, yo que era un grupito de células, empecé a multiplicarme ocupando todos los órganos y huecos del cangrejo. Nos dicen siempre que tengamos cuidado de no matarle, natural, es nuestra casa. Allí se está tan agusto. Vas comiendo de lo que come el cangrejo, respiras lo que respira el cangrejo… Todos los lujos. Cuando estaba crecidito asomé por su abdómen, un saquito con mis órganos reproductores. Hay que cuidarse mucho de sacarlos por el sitio correcto. Así, si el cangrejo es hembra, se cree que es su puesta y lo va a proteger y mimar. Pero yo me había topado con un macho. Tampoco hay problema en este caso. Manipulé su sistema hormonal y lo feminicé, hasta el punto de que le salieron estructuras de cangreja, y afloró en él, el instinto maternal. Excelente. Llamadme cruel, impío, sinvergüenza, asqueroso… pero, ¿acaso puedo vivir de otra manera? Mi madre me parió así…

Por cierto, yo soy la hembra. El macho es una especie de saco con gamentos que anda por ahí, retozando, por el agua. Cuando me encuentre se introducirá todo él  dentro de mí e voilá. Al poquito tendremos churumbeles.

Anuncios

5 comentarios to “Si soy asi, qué voy a hacer”

  1. rayuelo said

    Jajajaja… LO QUE ME HE REÍDO!

    Vaya bicho, que, por qué no decirlo, tampoco se diferencia mucho de otros, en este caso mamíferos, como nosotros. Valiéndonos del engaño, poniéndonos del lado del que nos conviene, el ser humano ha hecho FORTUNA. HA PROSPERADO, el tío.

    Y no importa si hay que fingir toda una vida, importa la supervivencia; ESO ES ALGO QUE JAMÁS SE HA PUESTO EN DUDA, ¿NO? Si hay que cambiar de “chaqueta” se cambia. Esto no hace otra cosa que demostrar que somos inteligentes, astutos, inmorales, un poco crueles y un mucho de mentirosos… A SABER A LO QUE NOS ACERCAMOS CADA DÍA PARA SEGUIR SIENDO ESO QUE SOMOS.

    Lo malo es cuando te toca ser “cangrejo”, que además de que no te das cuenta, nadie te agradece que seas el sustento de otras vidas. QUÉ BELLEZA…

  2. rayuelo said

    ¿Qué te parece el ejemplo del koala, Alfredo?

    http://www.elpais.com/articulo/panorama/ejemplo/koala/elpepusocdgm/20080928elpdmgpan_8/Tes

    Te va a gustar…

  3. slumdar said

    Pues parece ser que la madre naturaleza también sabe gorronear con total impunidad. En que cadena verán el “tomate y operación triunfo”??
    Que la naturaleza es sabia, es un hecho, pero tío, con estos ejemplos no tendremos autoridad moral,para luego, educar a nuestros niños.
    Ya me imagino a los “nenes”, con treinta y cinco tacos mimetizados en el sofá del salón y con una gorra cuyo logo es la efigie, con un cigarro en la boca, de la jodia “acculina carcin” que como encima tiene nombre de diva italiana, pues, pa que queremos más.
    Que dios nos coja confesaos jejjjj¡¡¡¡

  4. Don Alfredo said

    Ja ja ja, ya había leido el artículo del koala. ¡Que bicho más desagradable! pero nada estúpido digan lo que digan. El puede llevar esa vida de suma tranquilidad, con la unica preocupación de que no le molesten, porque a ningún otro bicho le gusta el eucalipto. ¡Ja! Son demasiado señoritos para pasar una temporada sorbiendo de la nalga de la madre. Me recuerda esto a las oposiciones a funcionario.

    Slumdar, me parto, menuda estampa que has pertreñado. Como si lo viera. El mundo de los parásitos es infinito, algún otro día cogaré otras historias que ponen la piel de gallina.

  5. slumdar said

    Veis como no se puede creer en las casualidades?. Por alguna extraña razón (o no tan extraña), hemos simultaneado la vida de los Koalas y las de los funcionarios. Pues es verdad, yo que soy funcionario, puedo aseverar con pleno conocimiento que hay compañeros que llevan una vida parecida a la de esos bichejos de origen australiano…bufff¡¡¡…ya estoy juzgando, no tengo remedio.
    Alfredo, al hilo del parasitismo y del ejemplo del sofá; ayer tuve una conversación con un joven de esos que, con toda la caradura del mundo, ve con total naturalidad esa situación, vamos que ni se plantean eso de “buscarse la vida”. Yo tíos, deje los estudios muy pronto, pero de ahí a depender de los papis toda la vida…joder¡¡¡, que poca sangre tienen algunos…

    Me voy pa Málaga a “cubrir” el festival, que si no my woman me torturará durante una semana o más…luego seguimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: