Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Qué viejo es siempre el ruido

Posted by rayuelo en 15 abril 2009

…He visto en el agua honda
de la fuente, una mujer
desnuda… He visto en la fronda
otra mujer… Quise ver

cómo estaban los rosales
a la lumbre de la luna,
y encontré rosas carnales.
Quise ver el lago, y una

mujer huyó hacia la umbría.
Todo era aroma de senos
primaverales; no había
manos santas ni ojos buenos.

No hay nada como un poema sensual; lo digo completamente en serio. Es cómodo de leer, es comprensible a todas luces, no tenemos que irnos a otro mundo para disfrutarlo (o quizá si) y, de vez en cuando, aparece alguna mujer desnuda… ¿Se le puede pedir más? Son poemas que llevan en nuestra imaginación toda la vida, desde antes de que existiéramos y que a mí me emocionan; sobre todo si vienen de quien vienen.

“Jardines lejanos” (1904) es, en mi manera materialista de ver las cosas (uno tiene sus contradicciones), el mejor poemario en castellano de principios de S. XX. Y viene de quien viene: Juan Ramón Jiménez. El ejemplo de hoy es solo un fragmento de una cantidad de símbolos que abrazan fuertemente al lector: España había perdido Cuba, Filipinas y todo lo que tenía desde hacía cuatro siglos y a Juan Ramón se le ocurrían estas cosas...

En ese mismo año de 1904 nacía Graham Greene, un extraordinario novelista y, parece ser, miembro del Servicio Secreto Británico. También hizo sus pinitos como guionista cuando le ofrecieron una colaboración con Carol Reed, Orson Welles y Alexander Korda; quien podría resistirse. Escribió, pues, el guión de “El tercer hombre” (1949) y al año siguiente sacó la novela (con el mismo nombre), que tenía distinto final y que en mi opinión es inferior a la película genial, que transcurre en la Viena tras la II Guerra Mundial, dividido todo y perdido casi todo, como ese 1898 español. Hay una frase extraordinaria sobre la civilización y que me sirve para enlazar con Juan Ramón y su momento:

En Italia, en 30 años de dominación de los Borgia hubo guerras, terror, sangre y muerte, pero surgieron Miguel Angel,  Leonardo Da Vinci y el Renacimiento. En Suiza hubo amor y fraternidad, 500 años de democracia y paz y ¿qué tenemos? El reloj de cuco.

Se trata de ruido. Juan Ramón siempre decía que Con rudio no veo. Qué viejo es siempre el ruido. Pero era mentira. Con ruido, en el caos, surgen, pueden surgir, cosas maravillosas.

Anuncios

9 comentarios to “Qué viejo es siempre el ruido”

  1. María said

    ¡Buenísima vuelta!
    Me remito de nuevo (creo que ya he hablado en alguna ocasión de esto) a Mario Vargas Llosa: “el novelista se alimenta de cadáveres”. Probablemente si no se hubiesen perdido Cuba y Filipinas nunca habríamos podido degustar el esperpento de Valle, ni la increíble literatura de Unamuno, o de Pío Baroja y un sin fín más. De la misma manera, sin Guerra Civil no existiría el Lorca que conocemos, o Alexandre o tantos tantos tantos…
    Lo que está claro es que los momentos de crisis son estupendos, no porque prolifere el arte, de qué sirve que haya arte si el humano se destruye, direis; sino porque en esos momento de sufrimento, de crisis profunda, el humano se interroga, profundiza dentro de sí mismo y prueba el verdadero sabor de la vida (no siempre amargo). Después hay quien lo sabe expresar artísticamente y quien no, quein quiere hacerlo y quien prefiere guardárselo. Pero el hombre crece en el caos

  2. rayuelo said

    En parte coincido con María: pero debo decir que igual sin Guerra Civil hubiésemos conocido a un Lorca aún más grande. NO CREO QUE CONVENGA ESO DE DECIR QUE GRACIAS A TAL ACONTECIMIENTO EXISTE ESTE AUTOR. El acontecimiento histórico es, en algunos casos, imprescindible pero en otros no supera más que la anécdota. Juan Ramón nunca fue un animal político como lo pudo ser Unamuno en parte o Lorca (a pesar suyo muchos lo han convertido en eso…).

    Y ES A ESO A LO QUE ME REFIERO. Tú eres escritor, por encima de la pobreza y el lujo en el que vivas, por encima de países y de personas intratables. EL ARTE ESTÁ EN TI Y LA DESGRACIA NO TE HACE MÁS FUERTE NI TE HACE CRECER: TE DA EXPERIENCIA. Y ya.

    Supongo que para un artista famoso, un escritor de fama o un pintor de vanguardia, las tragedias de principios de S. XX fueron una “suerte” porque ahí buscaron inspiración. DE AHÍ SALIERON GRANDES OBRAS pero no puedo evitar decir que con una alta dosis de frivolidad. Alguien que se ganara la vida vendiendo, por ejemplo, pan y que tuvo que cerrar su negocio no creo que se sintiera afortunado por ello ya que su crisis no estaría en su intelecto sino en sus manos y la inutilidad con que le premiaban en ese momento…

    De todo lo anterior lo único que es seguro cierto es que es demagogia…

  3. María said

    Boccaccio escribió uno de los mjores liros de la hstoria gracias a una peste terrible que se llevó por dlant ran cantidad de vidas. Supongo qe para la mare que perdió a sus hijos el Decameron se la trae al fresco. Eso sí, sn peste no hay Decameron, habría habido otra cosa, o nada, pero Decameron no, eso también es cierto.La vida,con sus sucesos, condicionan a la persna, e incluso la hacen escribir. Carmen Laforet nunca jmás habría escrito “nad” (nunca mejor dicho, su libro se tiula así) si no llega a haber Guerra Civil.

  4. rayuelo said

    De acuerdo, María: TAMPOCO ANA FRANK HABRÍA ESCRITO SU DIARIO. Pero creo que confundimos la excusa con el talento en muchas ocasiones.

    Por seguir con el ejemplo de Bocaccio; fue un personaje que dedicó su vida a las letras, que QUISO HACERLO. Su padre quería que fuese comerciante, como él, pero se vio predestinado a escribir.EN CIERTO SENTIDO A ESCRIBIR EL DECAMERÓN. Porque decidió ser escritor y si eres escritor y con talento eres sensible a lo que te rodea: sensible no quiere decir que te cambie la vida. Bocaccio en, como dices, uno de los mejores libros de la historia no parece que, aún siendo testigo de la peste en Florencia, se sienta identificado con ninguno de los personajes. EL ES EL NARRADOR, BASTANTE TIENE YA. Es sensible con el sufrimiento de la gente pero el escribe literatura, quizá la mejor literatura de la época, pero no desde el desgarro y la realidad, sino desde el GENIO, al igual que Dante y todos los grandes.

    No quiero decir que el tema de los relatos no sea importante: ES FUNDAMENTAL. Sin tema no hay obra. Pero un gran autor debe ser imparcial y genial en lo que ve y tener su propio estilo. Dicho esto decir que “Nada” no me apasiona porque no me conmueve (seré de piedra) y “Decamerón” si. Baroja si y Unamuno no. Juan Ramón, por supuesto, a su lado todos parecen pequeños. ES ESTILO.

  5. slumdar said

    Ante todo espero que hayáis tenido unas buenas vacas, ya echaba yo de menos a mis cicerones particulares. Salidos pues, los lobos de su guarida, comienza la caza.
    Creo, y perdónenme vuesas mercés, que algo hablamos tiempo ha, y como siempre hablo de memoria que es lo mas traicionero del mundo, que el efecto causa en los artistas no era del todo determinante, y me convencisteis, …como siempre. Pero que las miserias agudizan el ingenio, es incuestionable. El amigo Atahualpa Yupanqui decía que: “el hombre es el único animal capaz de hacer flores de sus desdichas”, sean o no ajenas a él, de lo que se desprende que el estado del bienestar que tanto ansiamos no deja margen a las genialidades. De todo habrá digo yo, como en botica, pero si es cierto que tendemos a mitificarlo todo, magnificarlo y endiosarlo, mas aun si desaparece trágicamente; ejemplos lo son Bob Marley, John Lenon, Elvis y tantos mas…seguramente será, creo yo, porque sin esos mitos como referentes perdemos el norte y debemos aferrarnos a ellos para posicionarnos de algún modo.

    Que bueno que volvisteis, mis niños, no me tardéis tanto que a mi a quien me gusta endiosar es a mis espíritus afines, y vosotros estáis entre ellos, solo hace falta que faltéis para darme aun mas cuenta.

    P.D. Perdonad, pero es que a veces soy muy empalagoso, que le vamos a hacer, serán los años jeje.

  6. slumdar said

    No me resisto a compartir esto con vosotros, hablando de malos tiempos…

    Crisis Mundial… desde otra perspectiva / Gabriel
    García Márquez

    “Imagínese usted un pueblo muy pequeño hay una señora
    mayor que tiene dos hijos, uno de 19 y una hija de 14.
    Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de
    preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella
    les responde: ‘No sé, pero he amanecido con el
    presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a
    este pueblo’.
    El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va
    a tirar una carambola sencillísima, otro jugador le dice:
    ‘Te apuesto un euro a que no la haces’. Todos se ríen. El
    se ríe.
    Tira la carambola y no la hace. Paga su euro y todos le
    preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla,
    Y él contesta:’es cierto, pero me he quedado
    preocupado de una cosa que me dijo mi madre esta
    mañana sobre algo grave que va a suceder a este
    pueblo’.
    Todos se ríen de él, y el que se ha ganado el euro
    regresa a su casa, donde está su madre, feliz con su
    euro le dice:’Le gané este euro a Dámaso en la forma
    más sencilla, porque es un tonto’.
    -‘¿Y por qué es un tonto?’,
    -‘Porque no pudo hacer una carambola sencillísima,
    según él preocupado porque su mamá amaneció hoy con
    la idea de que algo muy grave va a suceder en este
    pueblo’.
    Y su madre le dice: ‘No te burles de los
    presentimientos de los viejos porque a veces salen’.
    Una pariente que estaba oyendo esto y va a comprar
    carne y le dice al carnicero: ‘Déme un kilo de carne’, y
    en el momento que la estácortando, le dice: ‘Mejor
    córteme dos, porque andan diciendo que algo grave va a
    pasar y lo mejor es estar preparado’.
    El carnicero despacha su carne y cuando llega otra
    señora a comprar un kilo de carne, le dice: ‘mejor lleve
    dos porque hasta aquíllega la gente diciendo que algo
    muy grave va a pasar, y se están preparando y
    comprando cosas’.
    Entonces la vieja responde: ‘Tengo varios hijos, mejor
    déme cuatro kilos…’
    Se lleva los cuatro kilos, y para no hacer largo el
    cuento, diré que el carnicero en media hora agota la
    carne, mata a otra vaca, se vende toda y se va
    esparciendo el rumor.
    Llega el momento en que todo el mundo en el pueblo,
    está esperando que pase algo. Se paralizan las
    actividades y de pronto a las dos de la tarde.
    Alguien dice: ¿Se ha dado cuenta del calor que está
    haciendo? ¡Pero si en este pueblo siempre ha hecho
    calor! Sin embargo, dice uno, a esta hora nunca ha
    hecho tanto calor. Pero a las dos de la tarde es cuando
    hace más calor. Sí, pero no tanto calor como hoy.
    Al pueblo todos alerta, y a la plaza desierta, baja de
    pronto un pajarito y se corre la voz: ‘Hay un pajarito en
    la plaza’. Y viene todo el mundo espantado a ver el
    pajarito.
    Pero señores, dice uno siempre ha habido pajaritos que
    bajan aquí. Sí, pero nunca a esta hora. Llega un
    momento de tal tensión para los habitantes del pueblo,
    que todos están desesperados por irse y no tienen el
    valor de hacerlo.
    Yo sí soy muy macho, grita uno. Yo me voy. Agarra sus
    muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una
    carreta y atraviesa la calle central donde todo el pueblo
    lo ve.
    Hasta que todos dicen: ‘Si éste se atreve, pues
    nosotros también nos vamos’. Y empiezan a desmantelar
    literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales,
    todo.
    Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice: ‘Que
    no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de
    nuestra casa’, y entonces la incendia y otros incendian
    también sus casas.
    Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un
    éxodo de guerra, y en medio de ellos va la señora que
    tuvo el presagio, le dice a su hijo que está a su lado:
    ¿Viste mi hijo, que algo muy grave iba a suceder en este
    pueblo?”

    Esto es lo que en sociología llaman “la profecía
    autocumplida” o “el efecto Pigmalión”.
    Por eso: No hagas caso del rumor. No seas un
    instrumento para crear el caos. Lo negativo atrae a lo
    negativo.
    Sé POSITIVO.
    Tratemos de construir con visión de futuro y no de
    destruir lo que tenemos.

    SI SEGUIMOS HABLANDO Y PENSANDO EN LA
    CRISIS, INDUDABLEMENTE ÉSTA SE HARÁ MÁS
    FUERTE.
    PENSEMOS POSITIVAMENTE Y TRATEMOS DE
    MANTENER NUESTRAS MENTES SIEMPRE
    POSITIVAS, SI HEMOS LOGRADO SOBREVIVIR A
    MUCHAS CATÁSTROFES Y HEMOS SALIDO
    SIEMPRE ADELANTE, POR QUÉ ESTRESARNOS
    AHORA?

  7. rayuelo said

    Gracias Slumdar por volver tú también. AQUÍ NOS NECESITAMOS TODOS UN POQUITO, eso es síntoma, sino de familia, si de amistad… jejeje.

    Espero que estés preparando alguna de tus entradas musicales y si estás muy liado no te preocupes que aquí tu escaño se respeta.

    POR LO DEMÁS: a todo el que lea ésto y esté dispuesto a colaborar con el blog que me lo comunique que podemos ver lo que hacemos, que un diáologo entre dos o tres está bien pero entre siete u ocho está mejor… REPITO, CUALQUIERA QUE ESTÉ INTERESADO Y TENGA ALGUNA IDEA.

    Gracias.

  8. chispark said

    Vengo guiada por el ruido que permanente se manifiesta dento de mí y fuera. Coincido con Juan Ramón, cuando lo oigo en mi interior aun sin querer escuchar, no veo.

    Para ese de dentro he encontrado la llave, transformarlo en sonido y adormecerme en él, se llama Respirarción. El exterior es más incontrolable, el mismo que habla de crisis-crisis-crisis, el mantra dormidera, como dice Slumdar, que se hace ‘familiar’.

    Es curioso el proceso de familiarizarse con hábitos, como la angustia o tristeza que ha dado tan buenos textos, autores que gracias a su infelicidad se sienten más felices al ahondar en ella. Entonces, ¿por qué abandonarla?. En definitiva cada ser busca lo mismo, hacerse con la medida de su propio traje, a gusto con uno mismo.

    Visitaré más a menudo este espacio. Tarea: hacerlo más ‘familiar’.

    Un saludo

  9. rayuelo said

    De lo que no cabe duda es que el ser humano saldrá de esta: EN MI HUMILDE OPINIÓN LE QUEDAN MUCHAS AVENTURAS QUE VIVIR (mucho más interesantes que esta de la crisis, no por aburrida innecesaria).

    Aquí, en este espacio, Chispark, somos poquitos, aunque a veces hacemos mucho ruido… PÁSATE CUANDO QUIERAS QUE SERÁS BIENRECIBIDA.

    Nos vemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: