Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Inquietos huesos…

Posted by María en 20 marzo 2009

Resulta que en tiempos de caballeros andantes existía la tradición de trasladar al muerto en combate a su tierra y allí hacer unos funerales por todo lo alto. Además, todo caballero andante que se cruzara por su camino a un grupo de gentes trasladando un cuerpo tenía la obligación de enterarse quién lo había matado y vengar su muerte.

Esto le ocurre a don Quijote, andando en busca de aventuras se encuentra con el traslado de un muerto. Loco de alegría por encontrar por fin una misión que le asiente como caballero pregunta por el suceso:

“-¿Y quién le mató? -preguntó don Quijote.
-Dios, por medio de unas calenturas pestilentes que le dieron- respondió el bachiller.
-Desa suerte -dijo don Quijote-, quitado me ha Nuestro Señor del trabajo que había de tomar en vengar su muerte (…) habiéndole muerto quien le mató, no hay sino callar y encoger los hombros…”   (IParte, Cap. XIX)

 

Aparte del ingenio de Cervantes para reírse de toda tradición caballeresca, me gustaría centrarme en el “traslado de huesos”. Ahora todo esto está de moda con los intelectuales muertos en el exilio (entre otros). Antonio Machado, Azaña, Cernuda o Lorca y las famosas “fosas comunes“. El mismo Azaña llegó a decir: “Si el héroe o genio no tomó la precaución de marcharse de la tierra sin dejar huella, está, además, expuestísimo a que se le zarandee el esqueleto. En España, lo primero que se hace con los hombres ilustres es desenterrarlos.”

El traslado de los huesos, ¿qué fin verdadero tiene? ¿Darles el sitio que se merecen? ¿Fin económico? Estareis conmigo que muchos de los que pujan por sacar los huesos de Lorca y “enterrarlos dignamente“, es decir, colocarlos en el “mausoleo que se merecen”, lo hacen sabiendo que ganarán muchísimo dinero con las visitas turísticas después… ¿Cuál es la verdadera finalidad? Y por otro lado, alguien como Cernuda, ¿se le hace algún favor devolviéndole a la tierra que tanto le despreció?

Por si a alguien le interesa dejo aquí dos artículos, uno de Javier Marías y otro de Ray Loriga acerca del tema, interesantísimo, sin duda:

http://www.elpais.com/articulo/portada/Blanquear/verdugos/elpepusoceps/20090315elpepspor_11/Tes

http://www.elpais.com/articulo/portada/serpiente/elpepusoceps/20090315elpepspor_2/Tes

Anuncios

17 comentarios to “Inquietos huesos…”

  1. alfredo said

    Parto de la base de que no conozco como acabó la cosa. Creo que la familia se negó a que sacaran el cuerpo de Lorca. ¿Me equivoco?

    Si es verdad que había un interés especial en el poeta. Probablemente porque muchos lo ven como el martir ad-hoc a su ideología y como tal merece todos los reconocimientos, honores y reparaciones. Los mártires siempre han dado caché a las causas. Pero hay una diferencia. No creo que Lorca quisiera morir por ninguna de estas. Fue un asesinado.

    Me estoy llendo un poco por los cerros, pero como dije no se en que estado se encuentran estos temas, pues si la familia no quiere moverlo, el estado no debería tener nada que hacer.

  2. María said

    Muchas veces las mismas familias se llenan la boca (y los bolsillos) por la causa. Pero en todo este tema hay un problema: ¿sepultura digna? ¿dignidad o dinerín?
    Porque Antonio Machado murió en la miseria fuera de España, en un pueblecito de Francia, Colliure. ¿Lo devolvemos a su tierra para enterrarlo “dignamente”? No creo que él quisiera que eso ocurriese. Además, ¿por qué mover los huesos de alguien que “descansa en paz”? ¿Porque es importante poeta? Para mí los intereses que hay detrás son muy sucios, huelen peor que los muertos

  3. alfredo said

    Hombre, hay dos cosas. ¿Se sabe lo que el quería? pues que se haga. Que no se sabe, pues entonces la familia tiene los derechos ¿¿no?? a lo mejor no, no lo se. Pero si es así, entrar en los intereses de la familia me parece algo aventurado. Es dificil saberlos de antemano. A mi lo que me chirría es que la mayoría de los españoles representados democraticamente por el gobierno de la nación, decidan donde van o vienen los huesos de mis parientes. ¡Que le dén a la mayoría!

  4. María said

    Por cierto que los huesos de Cervantes se encuentran en el antiguo cementerio de la parroquia de San Sebastián (hoy hay una floristería a la que le quedan días si no ha cerrado ya) por ahí esparcidos junto a los de su gran enemigo Lope de Vega, aquel que le hizo la vida y, al parecer la muerte, casi imposible.
    ¿Por qué será que nadie los reclama? ¿No merece acaso también un “enterramiento digno”?

  5. alfredo said

    Casi, pero tengo que apuntar que siendo cierto que Lope esta enterrado en la Parroquia de San Sebastian, el ilustrísimo Cervantes yace en algun lugar del convento de las trinitarias, a escasos metros de san sebastián y eso si, en la calle lope de vega.

  6. María said

    Alfredo siento decirte que te equivocas. Está comprobado que el convento de las Trinitarias no estaba terminado cuando Cervantes murió.Cervantes dejó escrito que se le enterrara en ese convento, pero no pudo ser y, paradojas de la vida, sus huesos fueron a parar al cementerio de la parroquia de san Sebastián, ahí, bien mezclados con los de Lope….

  7. Dani said

    No sé cuáles serán los fines verdareros. Sólo sé que lo de las fosas comunes me parece una pena impresionante. La gente tiene muy malas ideas y al final es siempre el dinero el que manda, pero lo de las fosas comunes sigue siendo una verguenza.
    En cuanto a lo de vengar la muerte, es el tiempo mismo el que la venga, y creo que ya lo ha hecho

  8. Don Alfredo said

    María, me dejas de una pieza…

  9. Juan said

    Imagino la cara de los “muertos” -allá dónde estén- observando entretenidos semejante ajetreo con lo que al fin y al cabo no son más que huesos. Es fácil, en estos temas, caer en la superstición y sobrevalorar el asunto. Hay que separar lo que es el tema de las fosas comunes de la Guerra Civil, de los huesos de personajes ilustres. Me parece una sandez. Si alguien va a estar más tranquilo con los huesos, o lo que quede de ellos, localizados, me parece estupendo y legítimo que los reclame, eso es muy personal. Quiero aquí subrayar que no todo el mundo está con el corazón en un puño esperando que encuentren a su tío, padre o hermano. Lo digo con conocimiento de causa. Mucha gente se aferra a la lucha de desenterrar a un bisabuelo perdido y luego no sabe ni en qué cementerio reposa su abuela.
    El tema es que lo de los “huesos ilustres” me parece una vergüenza, una campaña de marketing tras otra de la sacan partido editoriales, casas de subastas, y listillos aprovechados…todo manipulado y envuelto, una sarta de buenas intenciones, bien social, y otras tantas patochadas de cuño zapateril.
    Que sus familias decidan y si no que los dejen, que no busquen sacarle partido al menisco de Lorca ni a la rótula de Cervantes.

  10. alfredo said

    Digamos metatarso donde juan dice menisco, que este último es un cartílago

  11. Juan said

    De haberlo sabido me habría decantado por la ternilla.

  12. María said

    Estoy muy de acuerdo con lo dicho.
    Dani tienes razón con aquello de que las fosas comunes son una vergüenza, pero cuidado, eso es la realidad, la historia verdadera de lo que ocurrió. No me parece que dentro de unos años alguien pase por Granada y, en visita turística, alguien le señale un mausoleo y le digan: aquí reposan los huesos de Lorca, y allí todo el mundo lo alabe. La realidad es que los huesos de Lorca yacen en una fosa común, que es el símbolo de lo que fue su asesinato, su muerte y su vida verdadera. Hagamos honor a la verdad y dejemos de disfrazar la realidad. A los muertos les da lo mismo estar en conjunto con sus compañeros de muerte que solos en un supermegamausoleo. A los que no les da igual es a los alcaldes, editores, etc etc etc

  13. slumdar2 said

    ¿Tenemos en cuenta que pensarían los muertos?
    Ah no, …que ellos no hablan.¡¡¡ Que pequeño detalle sin importancia no?
    Entonces que cojones están haciendo los ventajistas demagogos de turno, sean zapateriles, rajoyanos, zarkosianos, obamitas o de dónde demonios sean.
    Creedme que aquí en Granada no vamos a hacernos el harakiri si no sacan los huesos de Lorca, suponiendo que estén donde ellos creen, que eso está por ver. Es más el ruido que las nueces.
    ¿Por qué no dejamos en paz a lo muertos de la misma forma que ellos nos dejan en paz a nosotros?

  14. altisidora said

    A Cernuda y a Machado les esperan sus lápidas en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, rodeados del resto de sevillanos ilustres. Yo creo que los huesos deben estar allí de donde proceden. Y no puedo decir que éste fuera el deseo de ambos porque no lo sabemos…aunque si Machado se acordó de Sevilla hasta en el día de su muerte (el famoso verso del bolsillo de su chaqueta), sería genial que estuviese en la ciudad a la que amó.

    Por cierto, de acuerdo en que Chaouen es un poeta. Lo que me recuerda que otro de los grandes poetas españoles es Serrat: me encanta ‘Romance de Curro El Palmo’, que me recuerda un poco a Lorca…espero que no lo consideres una blasfemia.

  15. María said

    Serrat es un señor, como señor era Lorca, que para mí, además, no se ha dejado politizar como la mayor parte de la cultura por pena que de decirlo. Gracias por tu enlace Altisidora, ¡un placer!

  16. María said

    Altisidora estoy dando vueltas a tu comentario, no entiendo por qué los huesos deben estar allí de donde proceden. A mí me parece más correcto que Cernuda quede en el exilio, porque el verdadero exilio sería traerle aquí, a la tierra que le despreció. Pero si me explicas por qué piensas así…

  17. rayuelo said

    En honor a la verdad voy a comentar que a Cernuda, España (también el gobierno de la República, donde no caía muy bien), también le daba bastante igual. Es decir, en parte, también la despreciaba.

    La Guerra Civil le pilló en París y decidió que no volvería ya más a su país. Marchó a Mexico y allí murió y allí fue enterrado porque el quiso ser enterrado alli: EN LA SECCIÓN ESPAÑOLA DEL PANTEÓN JARDÍN DE MEXICO D.F. Insensato cuanto menos sería repatriar sus huesos.

    Los huesos, Altidisora, deben estar donde la persona quiera reposar; si por causas del destino no es así se pueden hacer excepciones si el interesado dejó un escrito donde dice dónde quiere yacer, si quiere que se le haga un mausoleo de Halicarnaso, o si quiere que le echen al Ganges. NO ES EL CASO DE LORCA.

    Dante, en Italia, no está enterrado en Florencia, su Florencia, de la que se exilió/le exiliaron en un larde de coherencia. ESTÁ EN RÁVENA, EN LA IGLESIA DE SAN PIER MAGGIORE, PORQUE FUE DONDE TERMINÓ SUS DÍAS. En Florencia se instaló una tumba, que ha estado siempre vacía, en la Iglesia de Santa Croce, donde la inscripciónen italiano, reza así: “Onorate l’altissimo poeta” (“Honrad al más alto poeta”)… esto es: ESTÉ DONDE ESTÉ.

    pd: CERNUDA COMO PERSONA DEJABA MUCHO QUE DESEAR: no le convirtamos en un santo, bastante tuvo con ser un estupendísimo poeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: