Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Correr el riesgo

Posted by María en 3 marzo 2009

Una de las mayores causas de infelicidad de los hombres ha sido el enaltecimiento del presente y la desestimación del pasado. Quizá nada produzca más dolor que ser un fue(…) Y es un lugar común de la literatura lamentarse por la dicha o la gloria perdidas y aun señalar que, por haberlas tenido, el aguijón de la tristeza se clava con más saña que si no se hubieran nunca conocido.
Los que amaron y fueron amados se desesperan tras la viudedad o el abandono o la progresiva dureza de sus corazones, mientras que quienes jamás probaron esos entusiasmos o los domesticaron se mantienen tranquilos en sus diferentes edades. (…)
Todos conocemos ese “riesgo”, pero casi nadie se resiste a correrlo. Pocos son los que, ante un giro favorable de la fortuna, han decidido rehuirlo por si acaso les llegaba un revés más adelante. Todos tenemos la esperanza de que el primer giro dure, y aun se eternice, y algunos viven a partir de entonces con la perpetua angustia de que se les cambie el viento.
¿Por qué se tiene tan en poco lo sucedido, una vez que ha cesado?

Es un fragmento del artículo del domingo pasado de Javier Marías en El País Semanal. Aquí dejo el enlace por si alguien quiere leerlo entero, porque no tiene desperdicio alguno, ni el artículo ni el hombre en sí. La página es su blog personal, no dudéis en daros una vuelta por el mismo:

http://javiermarias.es/wordpressblog/

Es cierto que al hombre lo limita el tiempo, que la vida es una carrera a contrarreloj. Cuando el tiempo va más rápido que tú, estás perdido, porque eres un fue. Aceptar que somos limitados, caducos en cierta manera, es un acto de valentía, es asumir ese riesgo. Me quedo con la última pregunta expuesta.

Anuncios

9 comentarios to “Correr el riesgo”

  1. rayuelo said

    Gran artículo, sin duda, aunque siempre con Marías me da la impresión de que se queda con hanas de decir MÁS. Al contrario que su amigo Pérez-Reverte que siempre se queda sobradísimo. DE TODAS FORMAS, SON DOS ESTILOS.

    Está clara la denuncia que hace de la modernidad, de lo descolocados que andamos todos en estos tiempos, bastante inciertos; DE LA FALTA DE ASPIRACIÓN DE LAS PERSONAS, a las que si quitas el color del dinero o de la fama no saben a que agarrarse.

    Lo que se nos pide es que nos perpetuemos y perpetuarnos, unos más otros menos, es lo que intentamos hacer; engañándonos, pensando que somos importantes y precisamente por ello debemos ser ALGUIEN.

    Enfrentarse al pasado es enfrentarse a algo con forma mientras que el futuro es una nebulosa que, afortunadamente, no sabemos descifrar. El presente va rapidísimo y mientras escribo ésto ya ha pasado. LAS DECISIONES DE LAS PERSONAS (un voto, un viaje, una ruptura, un abamdono) SON LAS QUE NOS HACEN PRECISAMENTE PERSONAS. Sin pensar en giros afortunados.

  2. María said

    Tanto Reverte como Marías me gustan, solo le reprocho al primero ser académico de la Lengua, porque no se lo merece; y al segundo, su gran afición al fútbol y sus constantes comparaciones con este deporte. Por lo demás me gustan, saben decir las cosas, más o menos sobradamente, pero cuando leemos sabemos lo que dicen y, sabemos que en cierta parte es verdad. Eso es importante en los artículos.

    Pero la solución al problema que se plantea ¿cuál es? ¿No correr el riesgo? ¿Renunciar a ser Alguien? ¿Cómo puede ser que la más grande de las criaturas que habitan este planeta esté condenada a la limitación del tiempo?

  3. rayuelo said

    Alguien ya eres por el mero hecho de ser: LA PRETENSIÓN DE SER MÁS DE LO QUE SE ES NO TIENE PORQUE SER DAÑINA PERO ESTÁ CLARO QUE NO AYUDA PORQUE CONLLEVA UNA PROBABILIDAD GRANDE DE FRUSTRACIÓN.

    Pero ya he hablado que las decisiones que toma cada persona, equivocadas o no, nos humanizan. El intento, por denunciable que nos pueda parecer, no puede ser nunca denostado.

    Pienso que si, que tiene más que ver la cosa con el TIEMPO, que siempre es escaso y es que siempre tenemos un tic-tac en nuestro cerebro y un pum-pum en nuestro corazón que nos marcan el ritmo. LA SOLUCIÓN ESTÁ EN CADA UNO, PIENSO QUE PRETENDER DAR UNA SOLUCIÓN GENERAL A UN PROBLEMA INDIVIDUAL (cada persona somos “cada persona”) NO ES POSIBLE POR MUY BUENO QUE SEA UN ARTÍCULO.

    La persona recurre a creencias, recurre al “más allá”, a la vida eterna y en cierta manera es lógico; ESTA REACCIÓN ME PARECE LÓGICA Y TAMBIÉN MUY HUMANA. El componente religioso en una persona tiene algo de innatismo (como comentábamos el otro día acerca del lenguaje y no se que otra cosa), con todos los cuidados al usar esta palabra; SI SUPIÉSEMOS A CIENCIA CIERTA (¿esto es posible?) QUE CUANDO SE NOS ACABE EL TIEMPO EN ESTE MUNDO, CUANDO MURAMOS, TODO SE ACABA, NADA DE NOSOSTROS EXISTIRÁ YA MÁS LA VIDA SERÍA ESE INFIERNO QUE BIEN RELATABA DANTE O QUE BIEN PINTÓ EL BOSCO.

    El tiempo, pues, es una trampa, una trampa útil para que las cosas queden ordenadas y en cierta forma en paz; PERO UNA TRAMPA PARA LAS CONCIENCIAS HUMANAS PORQUE COMO TODA TRAMPA, ENGAÑA.

  4. María said

    Me gusta la última reflexión Rayuelo, creo que es totalmente verdad.
    El hombre desde que nace tiene sed de eternidad, y es por esto, porque vive huyéndo del tiempo, porque la vida es una carrera siempre a contrareloj.

  5. slumdar said

    El amigo Dylan dijo, adaptando una frase de Séneca: LA VIDA ES AQUELLO QUE PASA, MIENTRA HACES ORTROS PLANES.
    La vida es tiempo que debemos aprovechar degustándolo y no solo consumiéndolo. Las decisiones han de ser tomadas, sea cual sea ese tiempo, y yo, personalmente prefiero arrepentirme de lo hecho, antes que de lo no-hecho.

  6. María said

    Gran frase Slumdar. El problema es cuando el tiempo se vuelve en tu contra, eso sí es un dilema

  7. slumdar2 said

    María aunque el tiempo corra en tu contra debes tomar una decisión, y ese mismo tiempo determinara si es correcta o no,…y de nuevo deberás tomar otra decisión…y así sucesivamente. Nosotros estamos antes que el tiempo que ha de llegar, aunque venga en nuestra contra…

  8. María said

    Hay una cosa, que en mi opinión, es lo que da miedo al hombre. Daría igual que el tiempo corriera deprisa, o se volviese en nuestra contra, si no desembocara en la muerte. El problema no es el tiempo en sí, el problema es que el tiempo nos recuerda la finitud, la limitación, el ser un fue, como dice Marías. Y esto nos provoca angustia, y más a ciertas edades en las que uno sabe que el tiempo ya no le va a dar ninguna tregua.
    El tiempo es ese reloj de arena que poco a poco se consume. Por eso hay que saber vivir la vida, cosa que no es fácil, más bien es un acto de coraje. Por esto pienso que el hombre tiene una sed de eternidad, porque sabe que esto se acaba, y algo tan perfecto como es la vida, un regalo tan bien hecho no puede tener un final tan cruel…o sí, quién sabe

  9. slumdar2 said

    BIOGRAFÍA

    No cojas la cuchara con la mano izquierda.
    No pongas los codos en la mesa.
    Dobla bien la servilleta.
    Eso, para empezar.

    Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
    ¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
    Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.
    Eso, para seguir.

    ¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos?
    La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
    Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas.
    Eso, para vivir.

    No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
    No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
    ¡Ay, sí, no respirar! Dar el no a todos los nos.
    Y descansar: morir.

    Gabriel Celaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: