Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Más opio por favor…

Posted by María en 27 febrero 2009

“¿Cuestión social? Deja eso, eso no nos concierne. Que traen una nueva sociedad, en que no haya ni ricos ni pobres, en que esté justamente repartida la riqueza, en que todo sea para todos, ¿y qué? ¿Y no crees que del bienestar general surgirá más fuerte el tedio de la vida? Sí, ya se que uno de esos caudillos de la que llaman la revolución social ha dicho que la religión es el opio del pueblo […] Opio… opio… Opio, sí. Démosle opio, y que duerma y que sueñe.
Yo mismo con esta mi loca actividad, me estoy administrando opio. Y no logro dormir bien, y menos soñar bien… ¡Esta terrible pesadilla!”
Miguel de Unamuno, San Manuel Bueno, mártir

La actitud de este personaje que dibuja Unamuno se hace dolorosamente explícita. Un sacerdote bien querido en un pueblo donde todo el mundo acude a misa y no solo eso, sino que lo admiran. Pero sufre una dura crisis y se da cuenta de que ya no cree en nada. Unamuno ha sido terriblemente perverso con este personaje desde el mismo nombre: Manuel, que viene de Enmanuel “Dios con nosotros” y que de repente se da cuenta de que no tiene fe, todo aquello en lo que había creído se ha venido abajo.

¿Y qué es lo que hay que hacer cuando algo que creíamos firmemente se desmorona? Así y de repente todo se cae. Unamuno sostiene que no deben existir verdades puras, hay que vivir siempre en la duda, el que cree no debe nunca conformarse y el que no cree en nada se está perdiendo la poca escapatoria que pueda existir…

Anuncios

10 comentarios to “Más opio por favor…”

  1. rayuelo said

    A Unamuno se le deben reconocer varias cosas: LA PRIMERA QUE SUPIESE SALIR DEL ENTORNO NACIONALISTA VASCO CON EL QUE COQUETEÓ (y de que manera) EN SUS AÑOS MOZOS. LA SEGUNDA EL DESPLANTE QUE HIZO EN LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA A TODOS LOS FALANGISTAS QUE LE CREÍAN UNO DE LOS SUYOS (o querían tenerle por uno de los suyos).

    Lo cierto es que fue bastante coherente con sus ideas, cambiantes pero al fin y al cabo ideas, y eso le costó enemistades y disgustos importantes. LA DUDA: yo a eso me sumo.

    Lo cierto es que tiene estilo, ES TODO ESTILO. Aunque personalmente es un estilo que me aburre. De todas formas no creo que sea una entrada para tratar eso; EL TEMA ME ATRAE: LA CRISIS DE FE.

    Y es que a quién no le ha pasado. Me considero una persona que anda lindando por la frontera entre el abatimiento y la excitación, con el peligro que eso conlleva. LAS CIRCUNSTANCIAS DE UNA VIDA PUEDEN SER TODO LO BUENAS QUE QUERAMOS PERO SI VEMOS QUE NO VIVIMOS UN POQUITO PARA NOSOTROS (y nuestras inquietudes) NOS SENTIMOS ABATIDOS. Creo que algo perecido le pasaba a ese curilla de pueblo; tenía un pueblo fiel, una iglesia sencilla pero bonita pero le faltaba encontrar a él el camino que sus feligreses, seguramente con más humildad e ingenuidad, ya habían encontrado.

    ¿PENSABA REALMENTE QUE HABÍA ESTADO PROPORCIONANDO OPIO A SUS FELIGRESES O QUE REALMENTE ESO ERA LO QUE NECESITABAN? Es una buena pregunta existencialista.

  2. slumdar2 said

    Religión?, Política social?, dudas y verdades absolutas, dicotomías varias que según vamos evolucionando conforman nuestros ser, pero…y donde nos situamos?, cual es el camino?. Pues sin duda; la lucha encarnizada de cambiar las cosas desde uno mismo.
    Yo creo que tenemos la tendencia de pensar desde los demás hacia nosotros mismos, es decir: son los demás los que sin pensar como yo, han de cambiar su discurso y actitud para de esa forma acercarse a mi convicción. Pero no os engañemos, si hemos de cambiar algo con la lucha, es desde nuestro interior donde empieza la batalla, para de esta forma, y con argumentos fehacientes evidenciar a los demás que las cosas tienen tantas vertientes como queramos darle, pero desde la absoluta convicción de que nuestro criterio no tiene porque ser el más certero.
    Yo no soy creyente, y viviendo en una sociedad católica he evolucionado hacia ese estado, y por qué; pues como bien reflejas, porque las decepciones han cercenado mi capacidad de confiar sistemáticamente en el ser humano. Aunque me niego y lucho contra ello, esa es mi postura, la siento en el aire que respiro y en la situación que describo. No sé si es viable mi lucha y espero que el desaliento no me absorba, pero dejo una ofrenda que refleja en esencia mi pensar:
    “¿Tu verdad?
    No, la verdad.
    Y ven conmigo a buscarla.
    La tuya, guárdatela”.
    Antonio Machado

    Y otra joya de Bashô, que capta la esencia a la que me intento acercar.

    “En medio del campo,
    sin apego de ningún tipo,
    canta la alondra”

    Sé que es difícil, la lucha será, tan larga, como seguramente sea mi propia vida, pero el opio que os propongo es el de desde nuestra propia lucha interior; irreverente sí, pero nuestra y ricas en sí mismas.

    P.D. Las ofrendas son un regalo con el que periódicamente me deleita el amigo apache.
    Gracias a él, y a todos, por hacerme discurrir y huir del anquilosamiento rutinario y asqueroso.

    P.D.2. Ya sé que me enrollo mucho. Siento los tochos.

  3. Don Alfredo said

    Realmente, no creo que a nadie le cueste vivir para si mismo, Rayuelo. Todo lo contrario. La lucha se produce cuando intentas vivir para los demás. Y el abatimiento aparece al ver la incapacidad de vivir así.

    Tampoco creo que haya que confiar en el ser humano. Todos sabemos que el hombre es de natural egoista. A ninguno nos faltan experiencias que validen esto. En la practica totalidad de nuestras buenas acciones, a poco que rasques, encuentras deseos de reconocimiento. El altruismo existe, pero poco.

    ¿Cómo vivir entonces? Sin duda, el sentido de lo trascendental ayuda. Tener la fe de que existe un Dios, que es capaz de amar al hombre sin reservas es un puntazo. ¿Opio? Para el Ateo convencido no es otra cosa. Pero para el que lo sabe cierto, es tan real como la vida misma.

    Sin embargo, los que hemos tocado alguna vez la fe, sabemos que es algo extremadamente lábil. Que tenerla hoy no te la garantiza mañana. Esta capacidad de conocer a Dios, es probablemente, la más frágil del ser humano, y a la vez, la más excelsa y valiosa

  4. María said

    Se están tocando temas muy interesantes y, sobre todo, muy delicados. La fe… ¿qué es Alfredo tocar la fe? ¿Eso se elige? Unamuno se pasó la vida intentando buscar esa “respuesta”, pero nunca le fue concedida. Resulta obvio que tener fe hoy no garantiza tenerla mañana, al igual que no tenerla, que tampoco implica poder poseerla mañana, San Pablo se cayó del caballo, nada más ilustrativo.
    Pero lo que dice Rayuelo tiene mucha parte de razón a mí parecer. El cura se había desvivido por predicar una fe de la que él no tenía duda, pero hacía mucho que no se preocupaba por la situación interna de sí mismo. Y de repente, cuando te quieres dar cuenta se te ha caído todo, así sin más, como un dominó. Hay que dedicarse mucho tiempo a uno mismo (no en el sentido del egoísmo), sino como decía Rayuelo, en el sentido de tus inquietudes, mis inquietudes. Porque el que cree tenerlo todo seguro y se despreocupa, corre el gran peligro de estar desprevenido ante la borrasca.
    Slumdar, he de decir que ese poema de Antonio Machado viene al pelo, es un buenísimo ejemplo.

  5. Dani said

    La clave es el inconformismo, aunque eso no quiere decir que nuca se pueda encontrar algo que satisfaga de verdad (no hablo de una satisfacción efímera o de mero placer).
    El ser humano es continua búsqueda y angustia. Pero cuando crees que has llegado a algo “dura lo que te dura dura”. ¿Qué hacemos entonces? Habrá que pegarse un tiro o vivir como zombis sin repara en nada: quitando lo que moleste y escondiendo la muerte. Dejas entonces de ser persona, como se ve que le pasa a mucha gente hoy.
    Pero yo pienso que es en esa actitud de búsqueda, de inquietud, sí que se encuetra algo. ¿Opio? Alomejor es la libertad más profunda.

  6. alfredo said

    Es cierto, la fe no se la da uno a si mismo.

  7. slumdar said

    Estos dos últimos años trabajando en la facultad de Psicología no han caído en saco roto en mi vida. Yo nunca creí en ella, pero por suerte y por ser un culo inquieto he dejado que gente valida impregne mi vida con teorías no tan cuadriculadas como a primera vista pudiera parecer. Uno de los ejemplos fue una descripción muy certera del egoísmo por Jorge Bucai, y he de reconocer que tuve que razonarlo algún tiempo, pero no dejaba de temer razón; los principales actores de la película de nuestra vida, somos nosotros, y como tal debemos cuidar ese protagonismo. El egoísmo desde su punto de vista en términos emocionales no es algo malo, ya que si tu tienes bienestar serás capaz de prolongarlo a lo demás, si vives pensando en los demás y dejas que tu vida gire en torno a los demás, de alguna forma vivirás sus problemas en primera persona, y no hay mente con la energía suficiente para aguantar eso.
    De ahí que egoísmo en su justa medida es necesario, pero normalmente confundimos ese termino con egolatrismo; que es querer que todo gire en torno a ti.

    “En medio del campo,
    sin apego de ningún tipo,
    canta la alondra”

    Esta cita, María, es una forma de mostrar ese desglose del alma que, de alguna forma, te hace desligar tu vida cargándola de energía, que luego necesitaras para los demás.

    Que interesante debate, pero hay partido de la liga europea de tenis de mesa, y soy el responsable del pabellón donde juegan. Ya os contaré. Si es que no se puede estar en todas partes coño¡¡¡

  8. María said

    Slumdar tu cita a Jorge Bucay me ha llamado la atención, yo he sido gran aficionada a sus libros, sobre todo a sus vuentos y su libro El camino de las lágrimas. Este hombre sabe urgar en la herida, y sabe, como para mí Unamuno, hacernos pensar, sobre todo eso. Cuando se lee uno un libro de Unamuno no puede evitar caer en la duda, aunque sea de refilón, de repente te das cuenta (mientras lees) que estás dudando,. Te impresionas y quizás, después, al rato, vuelvas a creer en lo que habías duda, quizás nunca más vuelvas a creer en ello.

    La cosa es totalmente espléndida, porque de repente te sientes inseguro, algo así como el trapecista que camina por la cuerda floja seguro de sí mismo porque ha hecho lo mismo un millón de veces. Y de repente mira al suelo…. y se llena de miedo e inseguridad de ver que lo único que sostiene su vida es un hilo.
    Yo me siento así a menudo, y sobre todo cuando leo a Unamuno. Es el PODER DEL TEXTO. Alucinante.

  9. alfredo said

    Pero el caso es que el egoismo en el sentido que explicas, querido slumdar, tampoco te asegura nada. Decías antes que no puedes confiar sistemáticamente en los demás. Y estoy de acuerdo. Pero porque nosotros nos salimos siempre de esta crítica. ¿Puedes confiar en ti? ¿Te puedes garantizar algo? No tengo una respuesta segura, pero en mi caso casi diría que no.

    Slumdar, que seas el responsable de del pabellón donde se juega la LIGA EUROPEA DE TENIS DE MESA, me deja ojiplático perdido. No dejarás de sorprenderme. ¡Que salga bien!

  10. slumdar said

    Hombre Alfredo, te asegura…???¡¡¡ y yo que sé que te asegura!!!, quizá no te asegure nada con respecto a un entorno muy global, probablemente eso no lo pueda conseguir nada, pero si, esa parte en la que puedes enjuiciar tus propios sentidos, subjetivamente claro, y de esta forma poder mirar desde dentro hacia fuera como antes dije, pero seguro, seguro, seguro…pues ya sabes¡¡¡
    Pero lo que está claro es que sin ti, tu vida y la película de la cual te hablo no existirían, y te lo digo yo que creo que lo únicos que he hecho bien en mi vida son mis dos churumbeles…

    Ah¡¡¡ lo del pabellón que no te aturrulle, trabajo en la Universidad de Granada, en el servicio de deportes(desde hace una semana), y como decía mi abuelo, ¡¡¡estoy aquí porque faltaba uno!!!!, Por cierto Juanito(el chino) va ganando, a ver si remontamos porque hemos perdido el primero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: