Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

El beso

Posted by rayuelo en 18 febrero 2009

Un sutra (enseñanza budista o hinduista) dice: “La forma es vacío, el vacío no es sino forma”. Se refiere a los contrastes.

Constantin Brancusi, "El beso" (1907)

Constantin Brancusi, "El beso" (1907)

Todo conocimiento y toda energía son un fenómeno de contrastes. Como una ola. Toda energía es básicamente un fenómeno de una ola: hay una cresta y una depresión. A veces arriba o convexo, y en otras ocasiones abajo o cóncavo.

Esa es la diferencia entre macho y hembra. Y si lo entendemos no nos pelearemos más acerca de la liberación de la mujer. El varón está levantado, la hembra ahuecada; y no podemos comprender el uno sin el otro. Esto es absolutamente básico. No podemos ver la figura sin el fondo, y no podemos comprender lo que es importante sin lo que no lo es. Toda lógica, todo discurso, todo pensamiento, todo lo imaginado, toda consciencia, dependen del contraste. Y el secreto de ello es que ambos van juntos.

Brancusi, el escultor rumano de los albores del S. XX, lo representa estupendamente en su obra “El beso” (1907).  Busca la esencia, la simplificación de la forma, no distinguimos lo masculino de lo femenino; revaloriza “lo básico” de el arte de esculpir: la talla directa, y reivindica lo abstracto: no hay descripción, no hay anécdota. Somos lo mismo; eso parece ser lo que nos quiere decir.

Alan Watts es el autor del fragmento que rescato hoy; Watts, un orientalista fabuloso y pasional, me hace replantearme demasiadas cosas, interminables dilemas, para decirme a continuación que deje de desear. El librito en cuestión del que hablo se llama “Salir de la trampa” (1985, el año en que nací) y yo lo compré hace nada por 9 euros en la Cuesta de Moyano.

Anuncios

5 comentarios to “El beso”

  1. Apache said

    Saludos, Rayuelo. A todos en general, os animo a que busquéis y leáis el Sutra del Corazón, el Prajnaparamita Hridayan Sutra. Os lo transcribiría yo mismo, pero hoy no tengo tiempo, pero lo encontraréis sin dificultad preguntándole a Google.
    En él se habla de forma y vacío. Un abrazo.

  2. María said

    No podemos comprender lo que es importante sin lo que no lo es…
    Me gusta.

  3. Juan said

    Este fragmento me ha hecho preguntarme ciertas cosas que i´re pensando a lo largo de la tarde.
    Existe algo que pueda ser definido o comprendido sin su contrario??
    “Toda lógica, todo discurso, todo pensamiento, todo lo imaginado, toda consciencia, dependen del contraste.” Es cierto??
    Existe un contrario para cada realidad cotidiana?? o es solo una necesidad cognoscitiva, un truco para aprehender…

    Interesante, interesante.

    Sin embargo qué distintos somos el hombre de la mujer!! y qué gusto que sea así!! no somos lo mismo y eso es lo que nos complementa como bien señala el fragmento. Aprender del otro, de las afinidades pero sobre todo de las diferencias…y qué difícil!! qué labor de negación, sobrehumana. En el beso de Brancusi(uno de los escultores que más respeto me merece)se encierra un gran misterio. La simplificación nos lleva al ámbito simbólico, el ámbito que huye de la razón, la abstracción. Nos muestra la realidad tirando por tierra toda nuestra experiencia sensorial(visual…) y así no se equivoca. Plantea un lenguaje universal, más allá de los convencionalismos. Su obra “columna sin fin” siempre me ha parecido de lo mejorcito.

    Un grande este Brancusi.

  4. slumdar2 said

    Creer en la simplicidad de la belleza,
    en el ineludible sentido común, no creer en la unidad…no existe.
    La simplicidad de mi belleza consiste en intentar conoceros
    un día, otro día y otro día…me ilusiona pensar que cada uno de esos días sois
    alguien diferente

  5. rayuelo said

    Gracias por vuestros comentarios.

    Lo cierto es que cuando digo que la escultura de Brancusi parece decir que “somos iguales” pretendo poner en práctica el texto de Watts. Si a la vez de ser nosotros somos también nuestro contrario, es decir, en mi caso, la mujer, SOMOS UNA MISMA COSA. Si, por ejemplo, decimos que “algo” tiene parte de delante a la vez estamos forzando a decir, sin decirlo, que tiene parte de atrás: Y UNA NO EXISTIRÍA SIN LA OTRA. Como dice Watts: “esto es absolutamente básico”. Y si se piensa es verdad.

    Yo si creo en una unidad universal: por ejemplo, LOS ENEMIGOS. Una conexión bastante absoluta entre todos: ES DECIR, TÚ PUEDES LLAMARTE “YO” PORQUE EXISTEN OTROS, OPUESTOS, CON LOS QUE TE DIFERENCIAS, PERO A LA VEZ FORMAS PARTE DE UNA ÚNICA COLECTIVIDAD.

    Hasta Santo Tomás de Aquino dio un ejemplo de ésto cuando dijo que los santos del cielo de vez en cuando van al límite de los bastiones y miran hacia abajo viendo a los condenados como se quejan y se queman. GRACIAS AL CONTRASTE DE SUFRIMIENTO SABEN DE SU GOZO.

    Sino de qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: