Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

La objeción de David Thoreau

Posted by rayuelo en 16 febrero 2009

Hay un periodista en ABC, ex-militante comunista y ex-militante de la primera ETA, que ha sugerido en un artículo lo más sensato que se ha dicho hasta ahora (en mi modestísima opinión) respecto a la polémica suscitada por la “objeción” de algunos padres a la asignatura “Educación para la ciudadanía”. Es Jon Juaristi que ahora se autodenomina judío. Un crack.

Yo creo que ésto si da para un debate…

http://www.abc.es/20090201/opinion-/objecion-200902010552.html

Anuncios

13 comentarios to “La objeción de David Thoreau”

  1. María said

    Buen artículo, sobre tdo porque pone un poco las cosas en su lugar. Educación para la Ciudadanía siempre me sonó a esas asignaturas que los escolares debían estudiar en el franquismo acerca del régimen y maneras de comportamiento. Una cosa es la enseñanza y otra el adoctrinamiento. Es diferente, la una es un derecho, incluso una obligación, la otra atenta a los derechos, es totalitario. Pero en España en cuestión de política está claro lo que hay, se defenderá lo indefendible con tal de descalificar y contradecir al otro. Aunque haya vidas de por medio (guerra de Irak por ejemplo).
    Es un desastre como el Estado es capaz de jugar a mldear mentes de seres humanos…

  2. rayuelo said

    Lo más fragrante de todo, a mí entender, es que se haya dado a entender que no se puede objetar; ésto es: NO PUEDES DECIR NO A UNA LEY. Un momento: podré decir lo que estime oportuno y si desobedezco es mi opción, mi objeción, y yo incurro en las consecuencias que esa “libertad para pensar” me acarrearán. EN MI VIDA.

    Thoreau era un radical y no le importó ir a la cárcel por las ideas que defendía, fue coherente como el que más. El Estado también fue coherente en su caso: DEBÍA SER PENALIZADO Y LO FUE.

    AQUÍ, EN ESTE CASO, NO. Aquí se prefiere la reprimenda, una ley del tribunal supremo en este caso, para reconducir a la gente. QUÉ ERROR TAN GRANDE. No hay valor para multar, encarcelar o ajusticiar a los objetores. Si, si: NO HAY HUEVOS.

  3. slumdar2 said

    Volvemos a la carga, he tenido unos días un tanto estresantes y después, por ende, de hastío.
    Me gusta el nuevo formato rayuelo, pero echo en falta las piedritas…no sé, le daban un toque de alcurnia y distinción jeje.

  4. slumdar2 said

    Vamos a ver por partes, que diría Jack entre nieblas…:

    1º- No sé quién es el tal Jon Juaristi, me refiero a lo personal, y eso es por menos que imposible, pero si vemos su evolución política se me antoja la clásica persona reaccionaria sistemática, que amparándose en las reservas de su conocimiento implícitamente político, se siente por encima del bien y del mal. Aunque siempre respetable desde un punto de vista social claro. Pero no veo a este hombre con la autoridad moral suficiente para hablar de totalitarismo.

    2º – Dice en sus argumentos entresacados: “En los Estados Unidos la libertad de conciencia y el derecho a objetar y disentir son sagrados”…¿Debo de creerme eso? A quien queremos engañar joder. Dice también “”“Pero no estamos en los Estados Unidos, una nación creada por objetores de conciencia, sino en un país de progresismo pecuario al que terminarán rebautizando como Cabrera o cosa parecida”””.De lo que se desprende que siente que su postura es tan progresista que no da pie a otra idea contraria –aunque sea razonable- que pueda ser considerada. Vuelve a decir “””La prohibición de la objeción de conciencia por parte del Tribunal Supremo sería un crimen”””…quien lo dice él???, a él solito se le ha ocurrido, a una persona que apelando al criterio individual milito en ETA por tradición familiar…por favor se pude farisear mas impunemente…
    3º – y más importante – lo demás que cito anteriormente son opiniones sin vinculación alguna-, por supuesto que la objeción de conciencia es un derecho innegociable, ni que decir tiene, pero veamos mas allá y no nos situemos en la vertiente que disiente y quiere elegir, sino en la innegable cuestión de que los valores han cambiado mucho en estas décadas –para bien o para mal, aun no lo sé- , y esto que voy a decir ; por favor no se interprete como en otras ocasiones. Las escalas de valores de un joven, a mi juicio, se están distorsionando y me explico; no es lo mismo luchar por las normas más básicas del comportamiento humano, que hacerlo, cuando ya se presuponen, por algo que ni sabemos que es, o donde esta, o para que sirve. Porque no me negareis que la lucha en África es la misma que en Afganistán o la misma que en España. Un ejemplo grafico: durante más de quince años me dedique al sector servicios y noté que mi etapa acabo cuando veía como una familia de cuatro miembros pasaban la tarde entera, y digo bien, entera, eligiendo una camiseta para uno de los miembros.
    Que las formas adoptadas (no conozco los libros) sean equivocadas no es óbice para dejar de ver que en el estado de bienestar en que vivimos fallan mucho los fondos.

    P.D.No me linchéis mucho que estoy muy sensible últimamente… glups¡¡¡

  5. slumdar2 said

    La objeción de conciencia es un derecho?? Adoctrinamiento social??,
    Si hubierais hecho la mili,…¡¡aaaamigos!!! ahí os quisiera ver yo.
    Donde dejaron mi objeción?; en la basura, y me daban una alternativa aun peor.

    Estáis tardando mucho y me estáis dando miedo….¿¿¿¡¡¡!!!???

    Debo atender las obligaciones familiares…No penséis maaaaaaaal!!!

  6. rayuelo said

    Lo primero Slumdar: no se quien es el que es capaz de hablar de totalitarismos sin caer en la parcialidad o las frases altisonantes. No lo se. Juaristi es una persona que militó en ETA por tradición familiar, en los albores de la organización terrorista, cuando la represión contra la diferencia y la autonomía (y el idioma: no se podía hablar Euskera en público) eran enormes en el País Vasco. PARA ÉL ESA ETAPA, CON TODAS SUS CONTRADICCIONES, FUE UN ERROR. Para su vida. Después sufrió otro totalitarismo: el de los terroristas, que le hicieron abandonar su Bilbao natal y le amenazaron de muerte (aún sigue amenazado, amenazadísimo). YA HE DICHO MÁS VECES QUE UNA PERSONA SIN CONTRADICCIONES NO ES UNA PERSONA. NO LO ES. Juaristi las tendrá, será parcial con USA (es judío), pero lo que no se le puede negar es que es un hombre valeroso, cultísimo y siempre a contra corriente: y eso aquí en España (y en muchos sitios) no es bien visto.

    ¿POR QUÉ? Porque todos tenemos que entrar por el aro. Por el aro que sea, por el que impere en ese momento. Juaristo defiende la idea de decir NO cuando lo creamos oportuno, cuando queramos ser coherentes con nosotros mismos (te remito a la entrada de Camus del otro día), cuando queramos ser independientes.

    Se que las cosas han cambiado, una barbaridad: A ESTE PAÍS NO LO CONOCE NI LA MADRE QUE LO PARIÓ. Pero estoy seguro, como dijo Chesterton una vez, que: “el progreso está buscando un buen sitio para sentarse”. El progreso, en la actualidad, es la doctrina.

    pd: gracias por lo del nuevo diseño, estoy abierto a sugerencias y siento no poder poner el friso que había antes: EN ESTE TEMA NO ME DAN OPCIÓN LOS DE WORDPRESS…

  7. slumdar2 said

    Y que siempre te tenga que dar la razón al final rayu??, no sé cómo te las apañas¡¡jeje
    Pero convendrás conmigo en que , hoy por hoy, decir NO, es harto imposible. Ya me gustaría a mí, A lo largo de mi vida he defendido esa idea con uñas y dientes y solo he recibido despropósitos hasta la saciedad. Incluso a veces me daba la impresión de que solo era un simple reaccionario, sin más. Entrar por el aro era la opción, si o si, y el sufrimiento se va acumulando de manera que el esfuerzo es cada vez mas baldío.
    En fin voy a cenar una mihilla*
    *DEL DICCIONARIO GRANAÍNO PARA EXTRANHEROS
    Mihilla: Unidad de medida universal. Aplicase a multitud de magnitudes, tales como tiempo, espacio, capacidad, etc. Es la unidad básica del sistema métrico granaíno.

  8. alfredo said

    Casi se me acaba el día para comentar!!
    Creo que estamos jugando con dos enfoques de la objeción de conciencia. Que por cierto. Si es un derecho. Articulo 30 de la constitución.

    Pero en ese mismo artículo, el estado se reserva la potestad de regularlo. De esta manera, si objetas, no se te puede penalizar ni obligar a ello.

    Otra cosa es la desobediencia civil. Ahí, estas tu solito. Desobedeces las leyes y cargas con las consecuencias. Esto se puede entender. Si mi conciencia no me permite dejar vivir a mi vecino porque es un cabrón y le mato, parece sensato que no sea valida una objeción en ese caso. Luego tiene que regularse, aunque sea contradictorio en lo profundo. Quien decide que se objeta y que no. Esto en el sentido de que esa acción no te lleve a la ilegalidad.

    Lo que ha hecho el tribunal superior, es decir, que no se puede objetar de conciencia en este asunto, pero por supuesto tu puedes desobedecer. Eso no lo prohibe el tribunal porque ya esta prohibido ¿no?

    Pero lo escandaloso de todo esto es la asignatura en cuestión. Es estúpida, absurda, e inecesaria, pues todos nos hemos educado sin ella, y no decimos tantas tonterías en este blog ¿no? Desde luego no nos falta el espíritu crítico. Se ha propuesto como solución que cada centro elija los contenidos a impartir. ¡Perfecto! Ahora tenemos en vez de un adoctrinamiento, miles de ellos. Esto ha habido a quien le ha gustado. Es un parche.

    Finalmente el hijo estudiará según los criterios del padre, si estos no son los del gobierno y no esta en un colegio público, pero esa no es la cosa. ¡Que no y que no! Que se ocupen en los colegios de formar a los niños , pero que no les digan lo que esta bien y lo que esta mal. Bastante tengo yo para dilucidarlo, para que me venga impuesto del gobierno. Eso, que ejerzan los padres, que para eso lo son.

  9. slumdar2 said

    Pues Alfredo , no sé si eres padre, pero dejarnos como único recurso de educación no creo que sea lo más adecuado y me explico: La vida no está llena de padres, la vida está llena de personas con una ingente disparidad de criterios, por lo cual, cualquiera en el área de influencia del niño puede tener un reflejo , mayor o menor en él, siendo esto un cumulo de desordenadas opiniones que lo único que están llevando al chaval es a tener un cacao mental de dos pares de c*****s. No sé si esta asignatura tendrá una vigencia determinada (creo que no), pero cuando hablo con los profesores de mis hijos les digo: desde este momento formáis parte de mi familia…y ellos me miran perplejos…irritados si me apuras. Pero los tranquilizo diciéndoles que ellos solo tienen una cuota de responsabilidad en esa educación y por supuesto los padres la más importante.
    Pero a lo que voy es, que me lio como siempre, a que no vendría mal que se unificasen criterios en cuanto a las más elementales normas de comportamiento, nada más que eso, y luego el entorno y la genética hará el resto. Porque veo demasiado insensato por ahí rulando, que luego nos gobernará, y claro luego vienen las lamentaciones…y no son más que las consecuencias. Pensemos en ello por favor.

  10. alfredo said

    Si la asignatura se podría plantear de otra manera. Por supuesto. Criterios elementales basicos. Perfecto. Lo de unificar criterios, creo que es algo más que discutible. Y si son tan básicos, tampoco encuentro la necesidad, de crear una asignatura al efecto. De todas formas se podría hacer y se ha hecho. Contar las cosas más básicas. Las menos polemicas. Las que practicamente todos estamos de acuerdo.

    Pero hay textos editados que van un poquito mas allá. El que no los conoce es porque no quiere. Y me da igual que sean dos o tres, o uno, los libros que se van de madre. El problema es que hay la posibilidad de que se usen, y el gobierno que ha impulsado esta asignatura no hace nada al respecto. Porque el planteamiento de esta asignatura no es inocente. Y sino, porque se ha desatado la polémica.

  11. rayuelo said

    La asignatura que proponéis, de criterios fundamentales, ya tenía nombre: ÉTICA.

  12. slumdar2 said

    La polémica se desata porque siempre hay guardabarreras de turno que, con afán de protagonismo político (ahí van todos metidos), se interesan mas por los logros personales que por los colectivos, y ahí voy Alfredo; si conociéramos esos deberes básicos y los tuviéramos bien asentados no haría falta nada de esto, pero claro, con políticos como Zapatero y Rajoy, que han hecho buenos a González y Aznar, que queremos, pues lo que merecemos. Y tú, sinceramente Alfredo, y sin ninguna acritud, ¿Crees que esos conocen esas normas básicas?…

    P.D. Rayu meto la entrada y haces lo de siempre.
    Un abrazo a todos.

  13. alfredo said

    Aunque ya ha pasado un día, no puedo quearme sin rematar mi opinión en este tema. Slumdar, me corrijo. ¿Hay normas básicas comunes? Se habla de virtudes fundamentales. Esas por lo que se dicen son inamobibles. Yo lo comparto. Sin embargo los valores cambian en cada cultura, cada pueblo, cada familia y cada persona. Porque he de tomar como míos los valores de la mayoría electa. Esta asignatura se mete en temas de valores, y la promueve el gobierno. Y para las virtudes fundamentales, como decía rayuelo, ya teníamos ética.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: