Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Y si te increpo, te ríes…

Posted by María en 13 febrero 2009

CONTRA JAIME GIL DE BIEDMA
De qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso,
dejar atrás un sótano más negro
que mi reputación -y ya es decir-,
poner visillos blancos
y tomar criada,
renunciar a la vida de bohemio,
si vienes luego , pelmazo,
embarazoso huésped, memo vestido con mis trajes,
zángano de colmena, inútil, cacaseno,
con tus manos lavadas,
a comer en mi plato y a ensuciar la casa?
Te acompañan las barras de los bares
últimos de la noche, los chulos, las floristas,
las calles muertas de la madrugada
y los ascensores de luz amarilla
cuando llegas, borracho,
y te paras a verte en el espejo
la cara destruida,
con ojos todavía violentos
que no quieres cerrar. Y si te increpo,
te ríes, me recuerdas el pasado
y dices que envejezco.
Podría recordarte que ya no tienes gracia.
Que tu estilo casual y que tu desenfado
resultan truculentos
cuando se tienen más de treinta años,
y que tu encantadora
sonrisa de muchacho soñoliento
-seguro de gustar- es un resto penoso,
un intento patético.
Mientras que tú me miras con tus ojos
de verdadero huérfano, y me lloras
y me prometes ya no hacerlo.
Si no fueses tan puta!
Y si yo supiese, hace ya tiempo,
que eres fuerte cuando yo soy débil
y que eres débil cuando me enfurezco…
De tus regresos guardo una impresión confusa
de pánico, de pena y descontento,
y la desesperanza
y la impaciencia y el resentimiento
de volver a sufrir, otra vez más,
la humillación imperdonable
de la excesiva intimidad.
A duras penas te llevaré a la cama,
como quien va al infierno
para dormir contigo.
Muriendo a cada paso de impotencia,
tropezando con muebles
a tientas, cruzaremos el piso
torpemente abrazados, vacilando
de alcohol y de sollozos reprimidos.
¡Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
y la más innoble
que es amarse a sí mismo!

Los consumidores piden y respondo. Aquí está Jaime Gil de Biedma y uno de los poemas que mejor representan su poesía.

Nacido en Barcelona ha destacado tanto en su vida como en sus escritos por sus silencios, sus críticas, su ironía sus repliegues… Dos poemas tiene, éste y otro titulado “después de la muerte de Jaime Gil de Biedma” donde aniquila a este personaje poético por el rechazo de su doble ser.

Cargado de sensualidad, sensibilidad y más allá del humor su mayor preocupación fue el tiempo, en sus poemas encontramos grandes reflexiones acerca del “vértigo del tiempo” como él decía.

Qué decir si la poesía normalmente habla por sí sola. Maravilloso, un hombre digno de leer antes de morir. Pero hoy me quedo con los últimos tres versos, la dificultad de amarse a uno mismo, la más terrible prueba humana, compleja y contradictoria. Y si no eres capaz de amarte a tí mismo ¿cómo sí al resto?

Anuncios

14 comentarios to “Y si te increpo, te ríes…”

  1. Apache said

    “La dificultad de amarse a uno mismo…”

    “Me celebro y me canto a mí mismo.
    Y lo que diga ahora de mi, lo digo de ti,
    porque lo que yo tengo lo tienes tú
    y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

    …y sé que el espíritu de Dios es mi
    propio hermano,
    y que todos los hombres que alguna
    vez vivieron son también mis
    hermanos, y las mujeres mis
    hermanas y amantes,
    y que el amor es la sobrequilla de la creación…

    …Estoy enamorado de cuánto crece al aire libre…

    …Lo más común, vulgar, próximo y simple,
    eso soy Yo,
    Yo, buscando mi oportunidad, brindándome
    para recibir amplia recompensa,
    engalanándome para entregar mi ser
    al primero que haya de tomarlo,
    sin pedir al cielo que descienda cuando yo lo deseo,
    esparciéndolo libremente para siempre.

    …Soy fuerte y sano.
    Por mi fluyen sin cesar todas las cosas del universo.
    Todo se ha escrito para mi,
    y yo tengo que descifrar el significado oculto de las escrituras.

    Soy inmortal.

    …Soy sagrado.
    Y no torturo mi espíritu ni para defenderme ni para que me comprendan.
    Las leyes elementales no piden perdón.
    (Y, después de todo, no soy más orgulloso que los cimientos desde los
    cuales se levanta mi casa).

    Así como soy existo. ¡Miradme!
    Esto es bastante.
    Si nadie me ve, no me importa,
    y si todos me ven, no me importa tampoco.
    Un mundo me ve,
    el más grande de todos los mundos: Yo.

    …y cada parte, cada pizca de mí
    es un milagro.
    Divino soy por dentro y por fuera, y
    santifico todo lo que toco o me toca,
    el aroma de estas axilas es más
    hermoso que una plegaria,
    esta cabeza más que los templos,
    las biblias y todos los credos.

    …Camino hacia delante, hoy como ayer y siempre,
    siempre más rico y más veloz,
    infinito, lleno de todos y lo mismo que todos,…

    …Dije que el alma no es superior al cuerpo,
    y dije que el cuerpo no es superior al alma,
    y nada, ni Dios siquiera, es más grande
    para uno que lo uno mismo es,
    y quien camina una cuadra sin amar al prójimo
    camina amortajado hacia su propio funeral,
    y yo o tú podemos comprar la flor y nata
    de la Tierra sin un céntimo, sin un céntimo
    en el bolsillo…

    …y no hay oficio ni empleo en el que un joven
    no pueda convertirse en héroe,
    y el objeto más delicado puede servir
    de eje al universo,
    y digo a cualquier hombre o mujer:
    que tu alma se alce tranquila y serena
    ante un millón de universos.”

    Walt Whitman. Extractos de Canto a mí mismo.

  2. Apache said

    No creo que la dificultad de amarse a uno mismo sea ni mucho menos la prueba más terrible, compleja y contradictoria a que puede enfrentarse un ser humano. Gil de Biedma fue un hombre atormentado. Él mismo tenía una explicación a su odio: Me odio porque tengo que envejecer, porque tengo que morir. Sufrió abuxos sexuales en la infancia y adolescencia, se entregó al alcohol…
    En definitiva, no cuesta trabajo imaginar la dificultad de este hombre para amarse a sí mismo, consumido, según algunos autores, por el sentimiento de culpa, de donde nace su odio hacia sí mismo.
    La dificultad está, en mi modesta opinión, y vuelvo una vez más sobre ello, en conocerse a uno mismo. Somos los grandes desconocidos para nosotros mismos, y difícilmente se ama aquello que no se conoce, y una vez se conoce, por extensión se puede amar a los demás, pues todos somos hijos de la misma sangre universal.
    Así es que ahí está el reto. Cuando te conozcas a ti mismo y sientas la sinfonía milagrosa que el Universo toca a través de ti, te amarás sin dificultad alguna, y siendo esas mismas notas las que vibran en cualquier ser humano, qué dificultad encontrarás en amar a tu prójimo como a ti mismo.
    Un abrazo, María.

  3. alfredo said

    Tengo una cierta discrepancia en estos puntos que habéis tocado. Primero, creo que precisamente, el amor a uno mismo, impide amar al otro. Suena radical, y probablemente no lo sea tanto, pero es la esencia de mi opinión. Cuanto más te quieres, menos puedes querer a los demás, en los que vas encontrando defectos que probablemente no podrás soportar, pues el amor a uno mismo es reflejo de soberbia. La soberbia engendra el egoísmo y el egoísmo incapacita al amor.

    Es cierto apache. No nos conocemos, pero el conocimiento de uno mismo te suele humillar más que enaltecer, pues si te acercas a ti mismo con sinceridad acabas por reconocer que te pasas la vida subido en un pedestal que no te corresponde. Y eso esta muy bien. Hay que vivir cada uno en su nivel. Y cuando ya estas en tu sitio, sabiendo de tus carencias y limitaciones,cuando probablemente ya no te puedas amar, entonces descubres que hay quien te ama siendo así. Y tras ese descubrimiento entonces es cuando tú puedes amar sinceramente al prójimo.

    Creo que esto es así. Realmente no creo que te puedas amar a ti mismo cuando te conoces de verdad, y si lo haces, no creo que sea bueno, es un engaño.

  4. Apache said

    Saludos, Alfredo. Dices: “cuanto más te quieres, menos puedes querer a los demás, en los que vas encontrando defectos que probablemente no podrás soportar…”. Si me has leido bien, yo hablo del amor que surge como profundo conocimiento de uno mismo, por tanto, si me conozco y sé que en mi habitan sentimientos como la ira, el egoismo, el deseo, etc., ¿cómo no aceptarlos en los demás cuando éstos aparezcan? Ya los he visto y reconocido en mí mismo, pues mi conocimiento de mí mismo me hace ver que no somos diferentes.
    Dices: “el amor a uno mismo es reflejo de soberbia, la cual engendra egoísmo y éste incapacita para el amor”. Tú me estás describiendo a un ególatra, una especie de Narciso embelesado por su propio reflejo ante un espejo. En definitiva, a un tremendo ignorante. El conocimiento de uno mismo del que yo hablo desemboca en sabiduría, la cual erradica la ignorancia. El amor nacerá con la comprensión de uno mismo, que es el comienzo de la sabiduría, lo que nos lleva a creer que sabiduría y amor van de la mano.
    Dices: “el conocimiento de uno mismo te suele humillar más que enaltecer, pues acabas por reconocer que te pasas la vida subido en un pedestal que no te corresponde”. Vamos bien, lo que pretende el conocimiento de uno mismo es acabar con el ego, ese gran impostor, ese que crees que eres, pero que no eres, ese que te han dicho que eres, pero que no eres en absoluto…
    Dices: “hay que vivir cada uno en su nivel” ¿De qué nivel hablas? Eso me suena al sistema de castas hindú, en el que cada uno vive según su casta, porque así se lo ha ganado en vidas anteriores.
    Dices: “y cuando ya estás en tu sitio…” (¿mi sitio…?) “… sabiendo de tus carencias y limitaciones, cuando probablemente ya no te puedas amar, entonces descubres que hay quien te ama siendo así, y es cuando tú puedes amar sinceramente al prójimo”. Bien, y ¿cómo crees que quien te ama siendo así ha llegado a amarte así, sino es porque esa persona se conoce a sí misma y desde ese conocimiento es capaz de reconocer tus carencias y limitaciones?
    Si todos estuviesemos en nuestro sitio, según tu teoría, y no fuésemos capaz de trascenderlo, esperando a que alguien nos amase para ser capaces de amar, ¿quién amaría a quién? ¿No es el propio conocimiento el que nos habilita para, conociéndonos, amar a otro?
    Dices: “si te amas a ti mismo cuando te conoces de verdad, no es bueno, es un engaño” ¿Por qué será que esta frase me trae recuerdos de épocas pasadas, cuando se decía que la masturbación te dejará ciego, por ejemplo?
    Pero en fin, como no soy autoridad suficiente para convencer a nadie de esto (ni lo pretendo), te dejo con lo que dijeron otros antes que yo:
    Jesucristo: “ama a tu projimo como a ti mismo” (lo cual presupone un conocimiento de ti mismo para llegar a amarte, y, a juicio de Jesús, no debe ser tan malo amarse uno mismo.
    Buda: Ámate a ti mismo y después, observa.
    Sócrates: Conócete a ti mismo.
    Krishnamurti: el amor solo puede nacer con la comprensión de uno mismo. El conocimiento propio es el comienzo de la sabiduría. Sabuduría y amor van juntos.
    Podría darte muchos más ejemplos. Te invito Alfredo a que te acerques al verdadero conocimiento, el cual solo puede surgir de la pregunta: ¿quién soy Yo?
    Un sincero abrazo.

  5. Apache said

    Todo esto es complicado, pues tal vez habría que empezar definiendo qué es el amor, para así distinguir éste y sus variantes: el amor de madre, de enamorados, de amigo, etc., los cuales, aparentemente nos aman tal y como somos sin tener un conocimiento previo y profundo de ellos mismos. Pero ese es otro tema, tal vez.
    Un abrazo a todos.

  6. María said

    Muchísimas gracias por tu poema Apache, encantada, he terminado de leerlo encantada. Resalto dos versos:
    “y quien camina una cuadra sin amar al prójimo
    camina amortajado hacia su propio funeral”

    Alfredo comprendo lo que dices, pero tengo que oponerme a tu opinión. Pienso como Apache, si no te amas a tí mismo, en el sentido de conocerte, no puedes amar a los demás. Estoy contigo Alfredo en que conocerse a uno mismo implica una humillación, tremenda, es un golpe muy grande, porque descubres cosas terribles que están dentro de tí y ni siquiera te lo podías imaginar, esas cosas que a lo mejor has juzgado tantas y tantas veces en el otro, ahora resulta que tú eres de la misma pasta, y entonces descubres que por eso puedes amarle. Gil de Biedma lo dice:
    “la humillación imperdonable
    de la excesiva intimidad”.
    Me gusta este poema, porque me he encontrado muchísimas veces ante el espejo y he pensado de mí misma estas cosas, un entra en la contradición de sí mismo, de ese doble-yo, y cuando se descubre se diría tantas y tantas cosas, me gusta porque Gil de Biedma lo convierte en poesía y de forma espectacular.

  7. María said

    De todos modos hay que tener en cuenta que todo tiene un límite, Uno puede pasarse al amarse a sí mismo y caer en la soberbia, estoy totalmente de acuerdo contigo en eso Alfredo. Pero ahí es donde hay que encontrar el equilibrio. Lo que está claro es que si tú a tí mismo no te aceptas, no te amas con tus debilidades, tus virtudes Y CARENCIAS (en este momento se termina la soberbia, cuando aceptas que tienes carencias) entonces puedes pasar y soportar y amar al que tienes al lado, que tiene las mismas carencias que tú. ¿entiendes?

  8. Dani said

    Un ligero apunte. Esperanza aguirre no heredo mucho de este gran poema, porque está bastante claro que no se odia mucho a sí misma.

  9. Dani said

    Por lo demás, hay que aclarar qué es amarse a uno mismo. Hay una egolatría que no trae nada bueno y en eso estoy completamente deacuerdo con lo que dice Alfredo. Sin embargo, creo que existe otro modo de amarse a sí mismo, que no es que sea bueno, es que es necesario para vivir y para que los demás te soporten.
    Todos nos vamos conociendo a nosotros mismos y es cierto que a veces descubrimos cosas que nos repugnan. Pero amarse a sí mismo, significa aceptarse, quererte un poco como eres igual que quieres a los demás ceptando sus defectos (eso no quiere decir que tus defectos te gusten y te alegren). Si sólo te aborreces, aborreces tu vida, que se convierte en una mierda. Además es una actitud egoísta, porque no te estás dando como eres a los demás, no les estas dando oportunidad de que se relacionen contigo. Es lo mismo que decía Francisco de sales. Si uno se queda aplastado y vencido por su pecado (hagámoslo un término gobal) está jodiendose su vida y la de los demás.

  10. María said

    No creo que Francisco de Sales utilizase esas palabras exactamente, pero en fin, valga la burra como animal de compañía. La idea ha quedado clara, gracias Dani.
    Por cierto, estoy de acuerdísimo con el apunte de Esperanza Aguirre, pero es que si ella se ama a si misma o no lo hace a mí tampoco es que me importe mucho, vamos que no me quita el sueño.
    Que cada uno se mire a uno mismo más bien…

  11. María said

    Dani sabes que todo esto va con el mayor cariño del mundo, me encanta que comentes, pero en lo de amarse a uno mismo es mejor que cada uno busque en su trastero, uno se encuentra cosas alucinantes, créeme.
    Por cierto que lo que decías sobre aborrecerse, me gusta el apunte. Porque es verdad, es fácil quedarse con lo oscuro y aborrecerse, en cierto modo algo así le ocurrió a Gil de Biedma, lo bueno es que supo convertirlo en poesía. Pero no es tan fácil tirar adelante en ciertos momentos, porque como decía Alfredo, la humillación es muy grande, es un duro golpe en el costado.

  12. Alfredo said

    Ya dije, más arriba que podía sonar radical. Y que probablemente no lo sea tanto. María y dani han matizado perfectamente mi comentario anterior y a ellos me remito

    Por cierto apache,creo que jamás he planteado que conocerse a si mismo sea malo. Y en mi opinión, el conocimiento propio no es sinonimo de amor propio. Lo digo porque lo mezclas continuamente. No se si porque asi lo crees, o porque lo entiendo yo mal.
    Un abrazo

  13. María said

    Me encanta que todo el mundo se mande abrazos…espero sean sinceros

  14. Alfredo said

    Un abrazo maría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: