Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Mi propio Abuelo

Posted by Don Alfredo en 31 enero 2009

Con los 23 años recien estrenados, echo un vistazo a la vida pasada. El tiempo es relativo, si. De eso no cabe duda.

Sin duda, es un instrumento humano que intenta domar una realidad harto compleja para los que no estudiamos física. Pero a nuestro nivel, soltare una reflexión. Pienso que continuamente comparamos el tiempo vivido, con ese mismo tiempo hacia el futuro, y con el fin de la vida ahí, en lontananza.

Me explico. Cuando yo tenía tres años, hacer planes a 18 meses vista, se me hacía eteerno. No en vano, un año era la mitad de lo había vivido. Si las mariposas hablaran, comentarían con nostalgia el momento que salieron de la crisalida, contando con cierta gracia, lo torpes que eran entonces sus movimientos, y lo extrañas que se sintieron al tener un par de alas en la chepa. Y es que para ellas, que viven un día, los minutos se les harían años. Insisto, el tiempo es relativo a lo ya vivido ya la espectativa de lo que te queda por vivir.

Hoy hacer planes para un año no se me antoja tan absurdo. Si lo sería planear para dentro de 11,5 (la mitad de mi vida). Esto con 70 años se acentúa mucho más, quedando para las canciones frases como “20 años no es nada”. Y es verdad. Esta dinámica explica porque los viejos hablan de la fugacidad de la vida. Ven lo que han vivido, les parece poco, porque el pasado es un espegismo, y si 80 años es poco, imaginad lo que son para ellos los cinco, o diez, o 20 años que les queden. Nada.

Viviriamos más agusto fuera del tiempo, viviendo el presente, que es de lo que se compone la vida, de presentes.

Todo para plantaros aquí la historia de un chaval que con 23 años como yo, se convirtío en abuelo. El tiempo es relativo. Y ojito con las viudas, nadie esta libre de que le ocurra esto.

Soy mi propio Abuelo

Y la versión Original

Anuncios

8 comentarios to “Mi propio Abuelo”

  1. rayuelo said

    Alfredo!! NO PUEDO ESTAR MÁS DE ACUERDO CONTIGO!

    PERO UNA COSA: no funcionan los enlaces. Haz algo!! Jejeje.

  2. Don Alfredo said

    Ya los he apañado. El primero a mi si me funcionaba!!

  3. rayuelo said

    Me encanta la versión country en contra de la más chabacana en castellano: QUÉ CASO.

    Desde luego el protagonista vivía EL PRESENTE a todo tren, cada día un parentesco nuevo; le veo ahí, taciturno, pensando: ¿qué tengo que hacer ya para ser mi propio hijo?

  4. María said

    No puede haber nada más esperpéntico… ¿seguro que te ha sentado bien cumplir años?

  5. María said

    Sobre lo que dices de que continuamente comparamos el tiempo vivido con el futuro es muy lógico, porque el pasado aunque no existe, lo conocemos. El futuro en cambio no, y por eso tenemos la necesidad de imaginarlo, y para imaginar hay una base conocida, el mundo vivido. Lo que no conocemos no existe, y el futuro no existe.
    Pero además somos tan ilusos de planearnos ese futuro que no conocemos, porque no es que creamos que existe una posibilidad de que exista ese futuro, es que lo damos por hecho. Y damos por hecho que mañana nos levantaremos, ni siquiera nos cabe la duda al acostarnos. El hombre es así de iluso… Me gusta eso de vivir en el presente, pero es tan difícil….

  6. rayuelo said

    No estoy de acuerdo María con tu frase: “lo que no conocemos no existe, y el futuro no existe”.

    Que no sepamos lo que nos va a ocurrir no quiere decir que ese futuro no vaya a ser, estar o existir. No doy por hecho nada pero sé que hay algo ahí al fondo: no se qué, algo que espero sea consolador, pero algo; algo que igual me hace sufrir. Pero eso ya es algo, ¿no?.

    De todas formas creo que esta es una entrada para rebajar el debate habido durante toda la semana, no se si Alfredo la ha hecho pensando en una discusión de este calibre (no lo descarto) pero creo que la canción que acompaña al texto, por otro lado irrefutable, no me hace más que esbozar una sonrisa. Mas bien: UNA CARCAJADA.

  7. slumdar2 said

    Que miedo me dan estas cosas.
    El futuro, el presente, el pasado…
    Si entro a analizarlo me desespero, somos muy frágiles y la inercia nos hace plantearnos el futuro, pero; ES TAN IMPORTANTE EL PRESENTE, y se me ocurre que es una ecuación en la que solo hay una incógnita y es precisamente el futuro, con lo cual; pasado más presente igual a futuro.
    Vivir el presente aprendiendo del pasado para asentar el futuro….o yo que sé, que me estoy rayando…
    Que colgaos estamos, pero me gusta.

  8. […] Hace unas horas, buscando algún título que me llamara la atención, descubrí “Mi propio abuelo“, pensé que podría tratar sobre alguna anécdota o experiencia aprendida de su abuelo. Y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: