Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

Sobre el cielo de Afganistán…

Posted by María en 30 enero 2009

Visto que la entrada “amistosa” no triunfó exactamente por ese tema y pensando que será un buen debate vamos a tocar muchos temas con un texto buenísimo. La novela es muy reciente (“Cometas en el cielo” del 2003), el autor afgano-estadounidense, biólogo (como Alfredo al que hoy brindamos un grandísimo felicidades) y médico; su nombre: Khaled Hosseini. Él y su familia sufrieron la invasión soviética en Afganistán, algo que le marcó profundamente, yo no sé si era sensible o no, pero sé que hay cosas en la vida que te hacen ser sensible a golpe porrazo:

¿Me has oído? ¡Nos vamos a América!
Abrí la puerta. Entré en el baño. De pronto me encontré de rodillas, gritando. Gritando entre dientes. Gritando hasta que pensé que se me rompería la garganta y me estallaría el pecho. Posteriormente me contaron que cuando llegó la ambulancia aún seguía gritando…
(…) Estoy dirección al este. Entonces recuerdo que llevo quince años sin rezar. Hace mucho que he olvidado las palabras. En este momento me doy cuenta de que Baba estaba equivocado, de que Dios existe, de que siempre ha existido. Lo veo aquí, en los ojos de la gente de este pasillo de desesperación. Ésta es la verdadera casa de Dios, aquí es donde los que han perdido a Dios vuelven a encontrarlo, no en la masjid blanca, con sus resplandecientes luces con forma de diamantes y sus elevados minaretes. Dios existe y así tiene que ser, y voy a rezar, voy a rezar para que me perdone por haber traicionado, mentido y pecado con impunidad y por volver a Él sólo en los momentos de necesidad; rezo para que sea tan misericordioso, benevolente e indulgente como su libro dice que es. (…)
Escucho un lloriqueo y me doy cuenta de que es el mío, de que las lágrimas que ruedan por mis mejillas dejan mis labios salados. Siento fijos en mí los ojos de todos los presentes en el pasillo y sigo inclinándome hacia el este. Rezo. Rezo para que mis pecados no se hayan apoderado de mí como siempre temí que lo hiciesen” (Págs. 354-355).

Amir es el protagonista de la obra, es él el que nos cuenta su lamento. Para mí esta obra es la mejor novela de amistad, ambientada en Kabul en el invierno de 1975.  Amir es afgano y Hassam su criado, hazara, y el mejor amigo que nadie pueda echarse. Si alguien quiere saber qué es la amistad en este libro lo pone, no da una opinión, LO DESCRIBE.  Pero además, como he dicho que iba a tratar más temas, detrás de este texto también está el tema del suicidio, del dolor profundo, de la deseperación, de la sensibilidad… y una propuesta, ¿la adecuada? ¿la mejor? No lo sé y espero no verme nunca teniendo que optar por una…

Anuncios

11 comentarios to “Sobre el cielo de Afganistán…”

  1. apache said

    Hola, María, en Los Ríos de la Maga, de Rayuelo, tienes un regalo. Tendría que haberlo depositado aqui, es verdad, y me comprometo a que la próxima vez dejaré los regalos bajo el árbol navideño correspondiente. Te ruego me disculpes. Un abrazo.

  2. rayuelo said

    La situación de Afganistán es de las más angustiosas del planeta: 30 AÑOS DE GUERRA ININTERRUMPIDA Y UN REGIMEN DE TALIBANES PUTREFACTO EN TODOS SUS ASPECTOS.

    Hablar de cultura arrasada es ser frívolo porque lo que menos importa en ese país ahora es precisamente eso.

    Gracias por la entrada, María. Magnífico texto, exponente de que la vida puede estar muy bien pero que el mundo es un horror. Ese miedo a que el pecado sea el culpable de una situación es de una religiosidad infantil, inmadura y totalmente desesperanzadora: ESE SENTIMIENTO SE APODERA DEL PERSONAJE Y NO LE DEJA VIVIR.

    Khaled Hosseini demuestra ser un ser cultísimo y conocedor de sus raíces; por duras que sean: NO LAS OLVIDA. No he leído este libro, lo tengo ahí apartado y jamás se me ha ocurrido abrirlo. Voy a ver…

  3. María said

    Parece que muchas veces tenemos en casa libros a los que no damos importancia, sin embargo esconden muchas sorpresas dentro….
    A mí éste me dejó HELADA. Esa es la palabra, no habría una mejor. Este fragmento es el que mejor resume la situación del personaje, pero lo mejor de todo es que es el momento en el que el lector no tiene más posibilidad que dejar de leer, pararse a pensar y darse cuenta de que está emocionado. Después, no puede evitar continuar leyendo. Lo recomiendo para mis mejores amigos, para mis amigo simplemente, e incluso, para mis enemigos, porque como tratamiento de amistad es un buen Testimonio, además es capaz de tratar los temas más existenciales del hombre: la vida, la ilusión, el egoísmo, el suicidio, la muerte, la injusticia, la amistad, la justicia….

  4. Dani said

    Justicia… Más bien habría que decir… ¿justicia? Me meto en un tema de investigación y sólo veo eso, injusticia. En cualquiera de los bandos, da igual, todos somos de la misma pasta.
    Tengo miedo de que al leer y al estudiar encuentre tantos caso de injusticia que acabe perdiendo la sensibilidad, que ya me parezca normal.
    ¿Todo hombre hace el mal? Yo pienso que todas las personas tenemos deseos de hacer el bien, pero siempre se acaba presentando el mal (mejor no digo la cita).
    Hay infinidad de injusticia en el mundo y siempre la ha habido. Hoy sufren los afganos, los iraquíes, los palestinos, los sudaneses y un larguísimo etcétera. Tambien sufrieron los judíos, los aborígenes australianos, los fueguinos, los araucanos, y otro larguísimo etcétera.
    ¿Es todo lo que hay? ¿NO queda esperanza?

    Yo nunca me resistiré que esto es lo unico que hay. Yo creo que siempre hay algo que haga que merezca la pena…

  5. Juan said

    Con respecto a lo que dice Dani me gustaría señalar un aspecto. La injusticia es algo de lo que no podemos escapar…es algo cotidiano: se sufre en nuestra propia casa y tambien lo sufren los afganos. No hace falta irse lejos para observarla, ni siquiera salir de uno mismo.

    Creo que es clave observar que la injusticia y la esperanza son realidades independientes la una de la otra; la injusticia nunca ahoga la esperanza así como la justicia no la renueva. Es un hecho empírico, no nos engañemos.
    La esperanza no la crean politicas sociales ni personajes hábiles; eso no es esperanza, eso es -como todo en la política- TENER, no SER.

    La esperanza debe construirse de dentro hacia fuera y no de fuera hacia dentro. Por eso existe; de otra manera no habria lugar para ella en este terrible mundo.

  6. rayuelo said

    No creo que la esperanza pueda batir en un duelo a la injusticia. LA ESPERANZA ES SIEMPRE DESBORDADA: o bien por nuestras enormes expectativas de cambio, o bien por que somos numerosas veces los hombres los que creamos esa injusticia que nos atenaza.

    LOS TALIBANES TAMBIÉN TIENEN ESPERANZA EN UN MUNDO MEJOR (PARA ELLOS, CLARO).

    Pueden estar equivocados (equivocadísimos en mi opinión) pero no debemos evitar ponernos aunque solo sea un momento en su piel, en lo que han mamado, en lo abandonados que han estado siempre, ignorados por el mundo hasta el 11-S. Si su esperanza integrista del mundo y su justicia se basa en la sharia (ley musulmana más radical) está claro que choca directamente con otro tipo de esperanzas: Y CUANDO HABLO DE ESPERANZAS HABLO DE ESPERAR, SENTADO O ACTUANDO, PERO MIRANDO AL CIELO.

    Vemos injustísimo lo que ocurre allí, sufrimos por ello, nos parace abominable el burka (y lo es) y los siucidas que se inmolan pero no logro quitarme de la cabeza que ellos, en su brutalidad, en un concepto confundido de cualquier religión (no solo la islámica), piensan que están salvando a todos aquellos que mueren en sus ataques. Y HABRÁ INTERESES QUE NO SE RIGAN POR EL CORÁN SINO POR ATENDER A SUS PROPIOS FINES; el ser humano cuando obra mal es por conseguir para él un bien.

    PERO ME PREOCUPA MÁS AQUELLOS QUE SE CREEN A PIES PUNTILLAS QUE LO QUE HACEN LES SALVARÁ PARA SIEMPRE. Esa mentalidad es la más complicada de cambiar.

  7. rayuelo said

    Dani! La cita de la que hablas: Epístola de San Pablo a los Romanos 7, 15-17

    “Porque lo que hago, no lo entiendo, pues no practico lo que quiero; al contrario, lo que aborrezco, eso hago. Y ya que hago lo que no quiero, concuerdo con que la ley es buena. De manera que ya no soy yo el que lo hace, sino el pecado que mora en mí”.

  8. María said

    Me encanta ver como todo el mundo reflexiona. Lo mejor es que la escena que ratrata esta entrada es justo la única que no tiene detrás el telón de la injusticia.
    Juan, está claro que la injusticia en todos los lugares y que no hay que irse muy lejos para encontrarla, pero también es verdad que no es la misma en todos los momentos y lugares. No es la misma injusticia la que tu puedas sufrir en tu casa hoy que la que está y ha estado sufriendo el pueblo afgano. Además, la esperanza… ¿esperanza sale de dentro hacia fuera? ¿Eso quiere decir que depende en algo de ti tener o no tener esperanza ante una situación? Me niego a pensar que eso se así, si tu vives la historia que se narra en este libro te darías cuenta de que tener o no tener esperanza no depende de uno mismo.
    Y de aquí enlazo al tema tan tratado del suicidio, no son cosas que uno elige, la vida a veces te lleva por lugares que a un le superan. Si vivieses cada día en él Congo a lo mejor te lo plantearías. No es que sea acertado, no lo es, pero ¿eres un cobarde acaso? A veces la esperanza no sale ni de dentro ni viene de fuera, simplemente no está, y la puedes buscar, en este texto esto hombre está buscando ya en el último gargajo la esperanza en un Dios en el que no ha creído nunca, porque su padre siempre le dijo que no existía, es la última oportunidad que le da a la vida

  9. María said

    Por cierto Dani, todo el mundo hace el mal, eso es cierto. Todos somos de la misma pasta, claro que sí, pero aquí, en esta entrada hoy hay algo más. ¿Qué pasa si eres un niño afgano de 5 años que desde que naciste estás viendo como te bombardean, como muere tu familia y tambié un largo etc? ¿Ahí que hay? Si resulta que tienes malas suerte de nacer hazara como uno de los niños de este libro, ¿qué culpa tienes? Si un niño africano sufre día tras día la violencia en sus carnes y en las de su familia, pueblo, etc, ahí hay otra cosa, decir que todos somos de la misma pasta no sería cierto. Seguramente ese niño morirá con 10 u 11 años, ¿él también ha sido injusto?
    Yo creo que hay gente en este mundo a la que ni siquiera se le da lugar a ser injusto…

  10. Juan said

    El sentimiento de injusticia es universal (todos sabemos de lo que estamos hablando por que hemos vivido en nuestro propio cuerpo) aunque, como todo, objeto de adecuados matices realizados por medio de oportunos adjetivos.

    Planteo la injusticia como INJUSTICIA mas allá de situaciones concretas que solo variarán de forma cuantitativa, nunca cualitativa. No pensemos en Afganistán ni en situaciones cotidianas. Pensemos en lo que cada uno entiende por injusticia.

    No quería que se entendiera que la esperanza parte de uno, por sus fuerzas, Dios me libre de semejante darwinismo, pero sí que tiene que nacer en uno mismo, quiero creer en una esperanza más fuerte que los condicionamientos externos(¿¿utopía?? eso está por ver, yo no me resigno y hay numerosos ejemplos). Voy a intentar explicarme con una pregunta.

    ¿Cuál es la defensa del hombre ante la injusticia?

  11. rayuelo said

    “¿Cuál es la defensa del hombre ante la injusticia?”

    ESCUDARSE EN LA TRASCENDENCIA, en la coherencia que todo hombre debe tener como hombre: el saber obrar bien en un momento dado por encima de convencionalismos, de influencias o de experiencias.

    SI, ES UNA UTOPÍA. ¿Y qué?. Trascender en vida: no debe importar entonces la justicia. Es algo profundo desde siempre y siempre visto así: el hombre sin la colectividad no es nada, la colectividad sin hombres no existe. LA INJUSTICIA SE DA EN UNA COLECTIVIDAD: es triste, si, el individualismo, el egoismo, el saber que estás obrando TÚ bien; esa es TU defensa.

    Y SU INVERSO: LA SOLIDARIDAD. LOS EXTREMOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: