Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

El amor celestinesco

Posted by María en 16 enero 2009

Ayer en esta página me pasó algo que me recordó el por qué elegí este camino en mi vida. Leí un texto y vibré, y me di cuenta que ya no volvería a ser jamás lo que antes de leerlo era. Cuando uno se encuentra ante un texto y nota que le cambia la vida es cuando se da cuenta del poder que tiene la palabra. Esto es un homenaje a la Literatura con mayúsculas, un gracias a Cortázar por hacernos vibrar y por supuesto, un enorme gracias a David por darnos a gustar la buena literatura. Puestos a hablar de amor hoy otra nueva visión:

PLEBERIO:  ¡Oh Amor, Amor! ¡Que no pensé que tenías fuerza ni poder de matar a tus sujetos! Herida fue de ti mi juventud, por medio de tus brasas pasé. ¡Cómo me soltaste, para me dar la paga de la huida en mi vejez! Bien pensé que de tus lazos me había librado cuando los cuarenta años toqué, cuando fui contento con mi conyugal compañera, cuando me vi con el fruto que me cortaste el día de hoy. No pensé que tomabas en los hijos la venganza de los padres. Ni sé si hieres con hierro, ni si quemas con fuego: sana dejas la ropa, lastimas el corazón. Haces que feo amen e hermoso les parezca. ¿Quién te dio tanto poder? ¿Quién te puso nombre que no te conviene? Si amor fueses, amarías a tus sirvientes; si los amases, no les darías pena; si alegres viviesen, no se matarían como agora mi amada hija…      La Celestina (acto 21)

El amor es algo inexplicable, más difícil de razonar que la demostración del mismo Dios. Sin embargo siempre ha habido autores que no has dejado un legado por el que podemos identificarnos. “La Celestina” pertenece a finales del siglo XV, el texto entero no pertenece a Fernando de Rojas, el continuó un manuscrito que se encontró.  Este es el testimonio de Pleberio, padre de Melibea cuando ve el cuerpo de su hija tendido en el suelo tras haberse suicidado, por amor, por supuesto. Es desgarrador, como el amor mismo, que te atraviesa, como decía Cortázar. ¿Es una locura el amor? Para mí está clarísimo que sí, es una revolución en el hombre incontrolable, que lo atraviesa y le deja en un estado que no se es capaz de explicar… Espero que todos lo hayais experimentado así en algún momento de vuestra vida, da igual si sale bien o mal después, hay un instante que todo el mundo debería gustar…

Anuncios

25 comentarios to “El amor celestinesco”

  1. rayuelo said

    Gracias María por un elogio que en ningún caso merezco y por esta entrada que hace que podamos titular esta semana como “La semana del amor en todas sus acepciones”.

    Siempre intrigante “La Celestina”. Esas acciones que transcurren nocturnas, entre verjas, barrotes y balcones y que llaman a la tentación, una y otra vez. A vencer por encima de convencialismos, épocas, tradiciones… También a engañar, por qué no. Ahora habría que discutir si el amor tratado por Fernando de Rojas es sano, aunque ese es un debate que en parte ya tuvimos y no veo porque no se puede volver a retomar.

    https://eljuiciodeparis.wordpress.com/2008/12/20/el-patito-feo/

    Por cierto, muy curioso lo de la escritura del libro. No sabía que partió de un manuscrito pero me alegra que así sea: me gustan esas historias. Por poner una referencia a ésto decir que Umberto Eco, en la introducción a “El nombre de la rosa” también habla que el escribe como continuador a un manuscrito encontrado por él mismo (ficción o realidad) y que estaba firmado por Axo de Melk. Me encantan estas tradiciones y me encanta que se sigan manteniendo.

  2. holemacanan said

    Perdonad la intromisión, y perdonad que no hable del amor celestinesco (tema que domino muy pero que muy poco), pero me parece muy interesante lo que ha dicho Rayuelo sobre los manuscritos…
    A mi parecer, el hecho de que un autor diga que su única labor ha sido continuar con un manuscrito que se ha encontrado es algo tan viejo casi como la escritura misma: una licencia poética que toma el narrador con diferentes propósitos según el caso.
    El caso, por ejemplo, de “El nombre de la Rosa” (para mí un Top Ten, como diría Rayuelo, de la literatura universal) es evidentemente una ficción por cargo del autor, y como prueba basta leer su ensayo “Apostillas a El nombre de la Rosa”, que escribiría posteriormente, en las que, aparte de disertar sobre multitud de cosas, entre ellas de literatura, explica Umberto Eco la verdad sobre la concepción de su gigantesca novela.
    Otros casos de manuscritos “veraces” son, por ejemplo, El Quijote, donde en muchas ocasiones Cervantes explica que la obra es un manuscrito perteneciente a Cide Hamete Benengeli; o también Cien años de soledad, novela en la que el autor nos hace creer que estamos leyendo los manuscritos del gitano Melquiades. También podríamos incluir, incluso, la magna obra de Bilbo Bolsón, y la posterior continuación de su sobrino Frodo, que dieron lugar a El señor de los anillos.
    Todos ellos, por supuesto, falsos manuscritos…
    Pero sí parece que hay que creer a Fernando de Rojas cuando dice que sólo se limitó a continuar un manuscrito (que es el primer acto de la obra) que él se había encontrado.
    Perdón por el rollo.

  3. slumdar said

    Quizá sea esta una de las pocas situaciones en las que el fin justifica los medios. Contemplar y plasmar variaciones sobre algo ya iniciado me parece un acto de culto al iniciador, que en ningún momento debería sentirse desacreditado por ello.
    Os dejo como muestra esta variación de un poema de amor simple y prístino en su concepción.

    Poder decirte
    lo que en silencio cuento.

    Quebrar el reposo eterno
    que tu hermosura impone
    y las palabras crecen,
    como en labios tu sonrisa
    para en el aire a borbotones.

    Poder decirte que muriendo
    en cada abrazo sigo
    dormitando piel en seda
    y en larva del sueño quedo.

    Para el eco en tu mirada
    habito como el necio
    que me roza y que se va
    lágrima de amor y escalofrío.

    Mas no encuentro palabras.
    nacen y mueren los ríos
    anidando el alma jilgueros
    para morir en la garganta.

    Hágase pues el silencio.

    La raíz de estos versos
    dejo enredando mi anhelo
    de querer sin saber decirte
    cómo amo en tu silencio.

    ANDRES HERRERA VALERO

  4. rayuelo said

    Depende, Slumdar. Si lo que sale de esa continuación o esa idea no tiene nada que ver con el espíritu del munscrito original, olvídate. Salvaguardar la esencia y sobre todo, el espíritu que brota de ese escrito es una cosa mucho más complicada de lo que parece.

    Que se lo digan a los arquitectos, cientos, que intentan seguir los planos de Gaudí para la Sagrada Familia de Barcelona. El estropicio que están haciendo…

    Por cierto, me tienes que dar tu email para poder hacerte contribuyente en este blog. Gracias.

  5. slumdar said

    La cuestión es; cual es el espíritu primigenio? Si es conocido, ni que decir tiene que tienes toda la razón, pero en la mayoría de los casos no es así, por lo tanto es de recibo dejar rienda suelta al creador y después juzgar. No tiene por que llegar a todos, en principio es suficiente con el espíritu del continuador.
    En cualquier caso aquí tenéis un ejemplo con dos distintas variaciones del Canon en C de Pachelbel
    Juzgar vosotros mismos y luego me contáis.


    P.D. mi correo es mdelmoral@ugr.es Será un placer, pero si consigues explicármelo como si fuera un niño de cinco años, dada mi torpeza con el inglés y el sistema binario jeje. Pero os aseguro que nos divertiríamos

  6. María said

    Es interesante eso de continuar cosas ajenas. Lo que dice David es verdad, y Fernando de Rojas que se encontró con ese impresionante primer auto dio rienda suelta a su imaginación sí, pero supo continuar la esencia del primer libro.
    Otra cosa es que uno tome historias ajenas y de ahí haga nuevas creaciones, como por ejemplo hace Visconti en sus películas que provienen de textos literarios: El Gatopardo es un buen ejemplo. En este caso las dos son obras de arte, el texto originario y la película, que no es una adaptación, sino una nueva creación…

  7. María said

    Y retomando ese debate sobre el amor, tema que puede parecer cursi pero que es la realidad del hombre, esta obra (La Celestina) viene al caso. Pleberio es claro: el Amor (con mayúsculas) me ha engañado, eso es lo que viene a decir ¿por qué? Porque Pleberio tenía una concepción del amor que no es la cierta. Melibea que ha experimentado el verdadero y profundo amor, que además lo ha gustado con sus propios sentidos por las noches con Calisto en su balcón en unas escenas muy pero que muy trasparentes, ha visto que su única esperanza, que la única cosa por la que ella vivía, ha muerto. El monólogo que hace antes de tirarse de la torre es magnífico para entender lo que siente. Y se tira.
    Pleberio se escandaliza de que el amor consiga matar, porque si es amor ha de ser feliz. Error. En el amor uno se deja la vida, se consume sin darse cuenta, y claro que el amor puede matar, porque es tan grande que sin él no puedes vivir. No se puede vivir sin amor, me niego a pensar lo contrario

  8. slumdar2 said

    Muy cierto María, yo también me niego a vivir sin amor, pero desde cualquier posición adoptada en la vida; llámese hijo, madre, padre, incluso hacia uno mismo. No hace mucho cayó en mi mano una reflexión de Jorge Bucay sobre la verdadera acepción del egoísmo y me identifique totalmente con ella-discernía entre egoísmo y egolatría-, y creo que los tejemanejes que nos atenazan desde esta estúpida sociedad no nos dejan sentir el verdadero significado de esta hermosa palabra AMOR, pero la rutina, la monotonía y la ambición enmascaran totalmente nuestra mente hasta cercenar nuestros propios sentidos.
    Si creer en el amor nos hace sentirnos cursis…algo anda mal no crees?

  9. Lna said

    Me he negado a escribir por aquí y dar mi opinión porque me considero totalmente inútil para expresarme (soy de ciencias, no me saqueis de 1+1=2) y sobretodo demasiado inculta en temas literarios, artísticos, filosóficos y todo lo que aquí se aborda. Pero he de decir que estoy aprendiendo muuuchísimo! Me dejais perpleja con vuestras aportaciones, y haceis plantearme muchas cosas que ni me paro a pensar; y entre muchas, me ha encantado la ultima reflexión, pregunta retórica o lo que sea de Slumar. Sólo responder que posiblemente estés en lo cierto.
    Y por no entrar en debate sobre el amor (que ya bastante ha dado de sí el tema… bueno, y lo que queda!) hablo respecto a mi para no generalizar. Me parece muy difícil hablar de el amor, aunque sea algo innato, cuando todavía no lo he conocido. Aunque haya tenido experiencias de esas “vibrantes” ¿quién puede decir con seguridad que lo conoce?. Yo es que lo veo tan lejos en mi… no tengo ni papa, creo que ni me puedo hacer una idea real, porque no lo he experimentado. Bueno, creo que debería volver a estudiar un poco (lo que hace una con tal de no dar ni un palo al agua, jeje!), no me hagais mucho caso. Además no sé si me habré explicado bien, así que… me las piro! Seguid así chicos!!

  10. María said

    Gracias por tu comentario Lna. Yo pienso que sí se puede decir con seguridad que se conoce el amor, mucho mejor, el Amor. Y dentro del amor entran muchas cosas, entra sentirse en el estado que describía ayer cortázar, sentirse como “patito-feo” y vivir de la ilusión, como dijimos en la entrada de Andersen o incluso morir por amor como Melibea. También es conocer el amor tener un encontronazo contra él, un pelea, como hace Pleberio, en la que si pudieses despojarías al amor de tal nombre y lo extrangularías… El amor también es sentir que el otro te quiere a pesar de tus cosas… El amor es muchas cosas y una sola, y dentro de él hay experiencias que todo el mundo debería gustar alguna vez.

  11. rayuelo said

    Bienvenidísima Lna. No tengas miedo a escribir por nada del mundo, además aquí también tenemos a gente de ciencias como el insigne Don Alfredo.

    Me encantaría que participaras en la medida de lo posible en los debates, además soy de la opinión que una idea sencilla, sin palabras difíciles, bien expresada, vale más que el mayor tocho de neurocirugía del mundo.

    Es cierto lo del “desconocimiento del amor”. Todos hablamos, pero, ¿de qué hablamos?. Únicamente de nuestra experiencia y esos son diques; hay que saber empaparse de la opinión de otros. Empaparse “inteligentemente”.

    Espero seguir viéndote por acá.

  12. slumdar2 said

    Decidme -desde un punto de vista filosófico al nivel que queráis- si el amor no deberíamos considerarlo un sentimiento egoísta por naturaleza. Cuando decimos “te quiero”, apelamos al deseo de que solo sea correspondido hacia nosotros, en el caso de tu pareja claro¡¡¡, TE QUIERO PARA MI , Y NADIE MAS, en esencia es una actitud absolutista. Por esto me pregunto si hacemos un uso adecuado de él, creer en el amor compartido sería más correcto, pero claro desde la noche de los tiempos usamos ese sentimiento para estrechar un vinculo que se circunscriba a dos personas. Y yo os pregunto ¿Seriamos capaces de hacer un uso del amor incondicionalmente compartido?…¿Sería sano espiritualmente?…empíricamente hablando no lo veo posible, pero sería justo por lo menos considerarlo.

  13. rayuelo said

    Sin duda, Slumdar, el amor puede tornar en egoista: pero me niego a admitir que sea egoista por naturaleza. Está claro que AMAR no significa que el otro te AME, aunque ayude (eso ya lo hablamos en la entrada del patito feo). También es clara la definición del amor como cosa de dos, aunque existan triángulos amorosos o distintas acepciones. A muchas cosas se les llama AMOR, pero únicamente por comodidad y porque no tenemos una proverbial capacidad para crear palabras continuamente.

    Querer a alguein para uno solo es algo que igual no se dice pero se piensa. Y que, coño, debe ser así. YO SOY YO. Lo mío es mío y hay cosas que no se comparten, se podría decir. El concepto de amor sano es el compartido según tú, pero ahí nos estamos metiendo en camisas de once varas, además de que no creo que salgamos de ahí. Es complicado porque entran las creencias de la gente en juego, las experiencias, la filosofía de vida que lleva cada individuo. PERO ES POSIBLE. La gente que lleva casada 50 años lo podría atestigüar: pienso que sí. Algunos aguantarán por no quedarse solos pero de todas formas habrán compartido tanto que ese amor ya es irrompible, sin duda.

    EMPÍRICAMENTE NO SE PUEDE DESCARTAR NADA. Soy un defensor del “todo fluye”.

  14. María said

    No llego a enteder por qué el amor es egoísta. Tornarse en egoísmo vale, pero es que el hombre es egoísta por naturaleza y todo lo vuelve egoísmo. Lo que tiene el amor es que no depende de ti, lo decía Cortázar, como si se pudiera elegir en el amor, que no, que cuando te enamoras tú no eliges nada, es algo que va mucho más allá… querer a una persona para tí no tiene por qué ser egoísmo, es lógico que no se quiera compartir a una pareja…

  15. Dani said

    Me veo obligado a aportar mi pensamiento. El amor, cuando es amor de verdad, amor profundo, NUNCA puede ser egoísta, NUNCA. El te quiero solo para mí es otra cosa.
    El amor, por definición, te obliga a dar algo de ti mismo, algo de tu comodidad, algo de tu tiempo, etc. a otro/a. Dar un poco o a veces todo.
    Yo pienso que el amor es eso, lo demás puede parecer bonito pero a mí meparece que es mucho más superficial.
    Por cierto María te quiero con locura, ¿te lo he dicho alguna vez? Sé que lo que he experimentado contigo en todo este tiempo es infinitamente más que un simple cosquilleo en la panza.

  16. nacho78 said

    Pues con todo lo que me gusta meter baza en cualquier discusión, aquí me siento un poco bastante pez. Nunca he pensado con demasiada profundidad en el tema del amor; ni a través de la música, ni del cine, ni de la literatura, ni tampoco a través de la experiencia personal. Seguramente porque nunca lo he necesitado, pues sólo una vez he estado algo así como enamorado… y duró relativamente poco.

    Así que sin empiria no hay teoría como diría un buen científico no, ¿Don Alfredo?

  17. slumdar2 said

    Pero criaturas si estoy de acuerdo con vosotros¡¡¡, pero intentemos desglosar; empíricamente –desde un punto filosófico como decía anteriormente- que es EL AMOR; hablamos de ese cosquilleo en el estomago??…pués eso es un complemento del amor, y se llama PASION, y eso no dura toda la vida. Seguramente seréis tan insultantemente jóvenes que da gloria ver como defendéis ese término como el motor del mundo –yo también lo hice-, pero hay más mundos y están dentro de este, y llegan los imponderables en una relación y claro¡¡¡…¿Quién puede con eso?, ¿Cómo se sortean?. Yo tengo 44 años y llevo con mi pareja casi 30 y nadie me quitara esos momentos primeros en los que el cuerpo bulle y sientes emociones que no tienen descripción, ella fue el motor de mi recuperación personal en un muy oscuro momento de mi vida, es algo que desearía sintieran todos los seres que lo merezcan(entre ellos tu Nacho), pero queridos, eso se llama pasión, el amor es muchas más cosas; complicidad, respeto, ecuanimidad, connivencia, ternura, consenso, incondicionalidad, sensualidad, sexualidad…..puedo seguir si queréis, pero es suficiente por hoy. Por eso, en conclusión deciros que por supuesto que el amor mueve lo inamovible, pero ha de pasar por múltiples fases a lo largo de su vida y creedme algunas son duras.
    Siento la chapa pero os quiero dejar una canción que refleja cuasi fielmente lo dicho. Si no conseguís la traducción yo os la paso. Una obra sublime de lo que es el amor para alguien que lo ha sentido.
    http://es.youtube.com/watch?v=aiXcUTTLud4&feature=related

  18. María said

    Ser joven a veces parece que quita valor. Yo creo que sí hay cosas para toda la vida, y el cosquilleo es una de ellas, el Amor, otra. A lo mejor soy muy joven pero en el tiempo de mi vida que llevo sé que el amor no son flores y rosas, por supuesto, Dani lo dijo bien, el amor es dar de tu vida, y a veces entera, sin compromiso, eso conlleva mucho sufrimiento a veces porque nos queremos mucho a nosotros mismos. Otras ni siquiera te das cuenta, es lo que tiene el amor, que uno hace cosas muy grandes sin que le cuesta, sin darse cuenta, porque el amor transforma. Y la equivocación quizá esté en pensar que los mayores no pueden creer en esto, yo también me llevé desilusiones en mi vida, muchas decepciones, claro que sí, pero no dejo de creer por eso, el amor es mucho más que experiencia.
    Dicen que los jóvenes somos ilusionistas, que vivimos en un mundo que no existe y que luego te caes de la cama y ya comienzas la vida real, eso no es verdad. Se pueden perder las ganas de vivir muy pronto o nunca.
    Y que el cosquilleo no dura toda la vida no es verdad, y si no que se lo digan a mi abuelo que lleva 55 años casado con la misma mujer y él mismo reconoce que eso siente cosquilleo, que está enamorado hasta las cejas…

  19. slumdar2 said

    Solo decirte una cosa María; ¡Ojala sea así!, ojala siempre defiendas de esa forma tus sentimientos, pero el tiempo además de poner las cosas en su sitio, te da y quita nuevas sensaciones,…y si eres una persona susceptible de evolucionar verás que tus pensamientos y sensaciones cambian. Por ello no quiero ser categórico ni triste al decirte que ¡ojala siempre tengas la energía de seguir pensando así!, pero permíteme, aunque me equivoque, que no esté de acuerdo contigo; el cosquilleo que tu abuelo siente después de tanto tiempo es algo mucho más que amor.

  20. María said

    ¿Y qué es eso que es mucho más que amor? ¿Es que hay algo que todavía está por encima?
    Claro que las cosas cambian, las sensaciones… pero eso no es malo, ni significa que las cosas vayan a peor. El primer día que yo empecé con mi chico era un mundo muy diferente al de hoy, yo me ponía nerviosísima al verle y el cosquilleo me hacía temblar entera. Ahora ya no me pongo tan nerviosa, porque sé que no tengo que quedar bien ante él, porque me quiere igual. Las sensaciones distintas, claro que sí pero es que no son peor… y el cosquilleo lo sigo teniendo cada vez que me levanto, bajo las escaleras del metro y veo que ahí está, esperándome, que no se ha cansado de mí… es Amor…

  21. slumdar2 said

    María noto cierta acritud, pero no te preocupes, en realidad me encanta discutir -racialmente en tu caso- y desde la tranquilidad en el mío. Lo cierto es que en esencia llevamos diciendo lo mismo todo el tiempo , pero desde una distinta perspectiva que la edad te va dando, y créeme que no quiero adoctrinarte como un avezado y experimentado hombre –que no lo soy-, de hecho ya sabes que: quien viene de vuelta de todas partes es porque probablemente no ha llegado nunca a ningún sitio, y por eso es bueno que sepamos qué es lo que sentimos; tu, llámalo amor y yo lo llamaré “X”, y aunque dudo que sea posible, me encantaría volver a discutir esto dentro de muuuuuuuuuchos años, quien sabe? Igual alguna de nuestras opiniones ha cambiado, pero espero que siempre para bien.
    Un abrazo mujer.

  22. Lna said

    Ahhhh!!!! qué es amor? q no es? debería ser como dice Dani? entonces si en el fondo de todo lo q hay es amor puro, siempre debería ser feliz, y hemos visto que no ( o por lo menos María lo comentó) entonces…es amor o no? yo ya estoy rallada de tanta divagación, y enfadada conmigo misma por lo débil y afectivo que es el ser humano que se muere sin amor. El amor de alas como el red-bull, te puede impulsar a hacer cosas increibles como bien habeis dicho, pero también es ciego! y eso es lo que no me gusta! te puede cegar, así que… al fin y al cabo, no sé qué es lo que sale mejor, permanecer enamorado o no. Lo peor de todo, que no puedes luchar contra él.

    P.D. – bueno María defensora del amor, espero que respondas a mis frustra-comentarios desmoralizantes, es por dar un toque rebelde, jeje!

  23. María said

    Yo creo que es mucho más simple que todo esto. Nadie me puede negar que el hombre vive con la necesidad de ser queridos. No nos gusta que nos quieran, es mucho más, necesitamos que nos quieran, y sentirnos queridos de verdad, en lo bueno y en lo malo. Yo hablo desde un punto de vista totalmente subjetivo, estoy enamorada, claro que sí, y llevo mucho tiempo enamorada, y durante todo ese tiempo hay cosas buenas o malas, cosas que salen bien y cosas que no, o a lo mejor no es que salgan bien o mal, simplemente no salen como las esperábamos, porque nos encanta planear…
    Yo a lo que me niego rotundamente es a aceptar que el amor no existe, o solo existe hasta cierta edad, hasta cierto tiempo, o es una ilusión adolescente, luego es otra cosa… que va, entonces la vida no tiene sentido. Si es que la vida solo tiene sentido en el amor, pero en el de verdad, en el que uno se dona al otro y viceversa, y eso, ya lo he dicho antes, no son flores y rosas, que no, que hay momentos en que se pasa mal, en que uno se ve incapaz de ceder, que nos queremos mucho a nosotros mismo como para darle al otro. ¿Y qué? ¿Ya no hay amor? Pues aquí está la cuestión. Que cuando ves que eres un miserable, que vales nada porque haces las cosas mal y eres egoísta y un largo etc. el otro resulta que te quiere, y que te lo dice: te quiero.
    Parece cursi pero no es una tontería, es el pilar del hombre. Y ver que el otro es igual que tú, tan imperfecto (no está uno cegado, claro que uno con el tiempo descubre al otro) pero te das cuenta de que le quieres, y se lo dices, y le quieres, y no solo eso, sino que no te cuesta. Eso es amor. ¿Cuántos años hay que tener para descubrir eso? No lo sé, pero es el único sentido de la vida, sentirse querido, también en el sufrimiento, si no ¿qué? En la alegría sabemos estar todos, al otro lado ya es simplemente cosa de valientes, lo siento, para mí lo edad es una excusa, y no lo digo por atacar, es que yo creo que en esto del amor hay que mancharse las manos hasta el fondo

  24. María said

    Aquí dejo un fragmento de Los placeres prohibidos de Luis Cernuda, por si ayuda…

    “Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
    cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
    alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
    por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
    y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
    como leños perdidos que el mar anega o levanta
    libremente, con la libertad del amor,
    la única libertad que me exalta,
    la única libertad por que muero.

    Tú justificas mi existencia:
    si no te conozco, no he vivido;
    si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.”

    Esto es el amor…

  25. María said

    Por último ya digo, que soy una pesada, pero es que quisiera aclarar que esto del amor no es simplemente entre dos, que parece que siempre vemos el amor como una pareja, muy monos los dos, mira como se quieren… No hace falta tener pareja para gustar esto del amor. Tu madre, tu padre, tu hermano, la vecina del cuarto, tu amiga Ana…. da igual, el juego es el mismo, párate a pensar cuándo quieres tú a esa gente… el juego es el mismo que el que decía arriba…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: