Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

El patito feo

Posted by rayuelo en 20 diciembre 2008

El patito feo de Andersen al salir del huevo exclama:

 

“¡Qué grande es el mundo!”.

 

Lo compara con la estrechez del huevo. Y nosotros, ¿sabemos cuánto de grande es?. No más que el patito, pues el espacio y el tiempo son inaprensibles.

 

Obtuvo Andersen todo en la vida, menos el amor. Pero ya decía su casi contemporáneo Soren Kierkegaard: “Amar a quien nos hace felices es un amor insuficiente; amar a quien por maldad nos hace desgraciados, es una virtud; amar a quien por mal entendido amor es causa de nuestra desventura es el verdadero amor”.

Anuncios

14 comentarios to “El patito feo”

  1. María said

    Quien afirma eso del amor ha debido de tener unas experiencias un poco duras ¿no? Yo creo que todo el hombre busca ser feliz, la deseada Felicidad es la que conduce al hombre de un lado a otro. Si es verdad que el hombre busca la felicidad amor es lo primero e insuficiente lo último. ¿O es que hay quien ha decidido buscar otras cosas en esta vida?

  2. rayuelo said

    El debate es: ¿es posible ser feliz sin amor?. La respuesta es obvia: NO. Pero otra cosa: ¿se puede vivir sin ser feliz?. No hay una respuesta tan fácil aquí. Yo pienso que sí, que se puede y que precisamente una vida feliz es una vida aburrida y seguramente acomodada; como muchos llevamos.

    El axioma sería pues el siguiente: no se puede vivir sin amor. Que es una perrogrullada pero que es cierta.

    Amar a quien sabes que seguramente no te corresponderá es una estupenda forma de amar, legítima e intransferible, que tiene todo ser humano.

    Andersen era muy feo, eso le puso las cosas difíciles, pero creó unos cuentos inolvidables para los que pensamos, como yo, que no hay infancia feliz sin ellos.

    Así que sí, hay gente que busca otras cosas que no son la felicidad. Y habría que tenerles presentes de vez en cuando.

  3. juan said

    Yo creo que amar a quien no te va a corresponder es una forma de amor. Cierto. Pero de ahí a que sea estupenda hay un trecho. Falla por lo fundamental y es que el amor siempre es cosa de dos y es en esos dos donde nace y se desarrolla. No en uno. Uno no puede querer sino entra en ese combate con el otro.
    El amor es cambiante, se transforma, crece y a veces también muere. Un amor no correspondido es lo contrario. Es un amor anquilosado por la circunstancia y que dura hasta que el enamorado acaba agotado, por que el amor quema si no se comparte. Y si la chica de turno no te mira, al principio hace gracia por que albergas la esperanza de que cambie de idea pero cuando te topas con la realidad es cuando te quemas, te abrasas, por que se necesita al otro para amar.

    Por otro lado yo llevo una vida acomodada y no soy feliz. No es que se pueda vivir si ser feliz, es que se vive sin ser feliz. Por que la felicidad es muy complicada, es mas que pasarlo bien, mas que reírse y mas incluso a que las cosas te salgan como quieres. La felicidad tiene que ver mas con la esperanza. Como esa esperanza del enamorado que espera que esta vez la chica SI le mire…

    Voto no al amor no correspondido, ese que se lo queden los masoquistas.

  4. rayuelo said

    De acuerdísimo, Juan, en lo del combate. Soy de la opinión, por otra parte, de que la felicidad siempre va a ser como el horizonte: siempre va a estar lejos de uno.

    También creo que para alcanzar o para decir que se ha sido feliz se ha tenido que estar pasándolo muy mal, porque es el contraste, el prisma y la perspectiva las que nos hacen ver las cosas como malas o buenas.

    Si en África un niño empieza a beber agua a diario de un grifo quizá se considere el niño más feliz del mundo. Si; es demagogia, pero vivimos en un mundo así.

    ¿El amor exige reciprocidad?. No, aunque quizá sea el estado ideal incluso para los masoquistas (que no lo son/soy/somos…).

    Entonces; si una mirada o un gesto de una persona es más para un no correspondido que la mejor declaración de amor para el acostumbrado “don juan”, ¿no será una FELICIDAD bastante grande para el fracasado acostumbrado unos labios que digan sí?.

    Se le aproximará mucho.

  5. María said

    Esto me recuerda a ese amor cortés tan explotado en la literatura de siglos pasados… ese amor no correspondido que hacía que el galán sintiese “calentura” cuando la dama le rechazaba. Un libro: Cárcel de amor de Diego de
    San Pedro, es muy cortito y genial.
    Yo pienso que el amor siempre tiene que tener algo de reciprocidad, hay cosas que son de dos y nunca pueden ser de uno solo. Al principio el juego puede ser solo de uno, pero llega un momento que para que ese amor sea en esencia hay que dar un paso más. Hay acciones que son así, por ejemplo la acción de regalar. Se necesitan dos personas, el que regala y el que recibe, y si el que recibe decide rechazar el regalo no existe la acción de regalar, habrá que llamarlo de otra manera. Con el amor pasa lo mismo.
    Lo que sí puedo decir acerca de la afirmación de David sobre si se puede vivir sin ser feliz es que estoy muy de acuerdo, no solo se puede vivir sin ser feliz, es que yo siempre diré que los de letras sabemos un secreto que otros no saben, y es que los mejores tiempos son los de crisis, y cuanto más existenciales, mejor, y eso no es masoquismo, el día que me levante y no tenga nada a lo que enfrentarme, nada que me revuelva y me haga sufrir volveré a acostarme porque significa que mi papel ha terminado.

  6. juan said

    Yo quería hacer hincapié en una cosa. Al leer tu respuesta a María me había parecido atisbar una valoración del amor no correspondido como una META o como un sitio dónde quedarse a vivir. Por eso explicaba lo que para mi no alcanzaba este tipo de amor en el que solo participa uno. Si lo he entendido mal lo retiro.

    El problema es que a veces lo confundimos con esa idea de amor “hollywoodiense” dónde todo es rosa; ya no hablo de relación chico-chica sino todas las relaciones de amor que establecemos con la familia o con los amigos más cercanos.

    ¿El amor exige reciprocidad? SÍ.
    ¿Para qué? Para que CREZCA. Uno no nace sabiendo querer, uno nace apeteciéndole cosas,deseando o necesitando pero tiene que aprender a querer, que no es fácil. El amor es combate. Es aprendizaje desde que se nace hasta que se muere.

    La felicidad es esperanza, lo que pasa es que hay que ver dónde se pone la esperanza. Siempre existe el riesgo de equivocarse.

  7. rayuelo said

    Han salido a la palestra tres palabras o conceptos interesantes: crecimiento, aprendizaje y equivocación. Quizá sean las tres la misma cosa…

    El crecimiento es aprendidaje si o si. Para aprender hay que equivocarse (si o si también) y para equivocarse hay que crecer, madurar y tener una responsabilidad. No hay uno sin lo otro.

    Y si Juan, Hollywood ha hecho mucho daño… Aún así no me convence para nada que la reciprocidad (además de ser una palabra horrorosa) sea necesaria para que exista amor, sino dile tu a alguien que esté enamorado hasta las trancas de alguien que eso no es amor; te pedirá “ipso facto” una espada para que le des muerte dulce…

    María: así me gusta, aportando bibliografías a los comentarios. Os voy a tener que hacer administradores, cuanto menos autores.

  8. juan said

    A ver.
    Lo del aprendizaje, la equivocación y el crecimiento es un hecho.
    El que está enamorado está enamorado. Es otro hecho.
    Pero lo que no se puede comparar el amor con el enamoramiento por que son cosas distintas y, creo, importante diferenciarlas.

    ¿Por qué son distintas y por tanto no comparables la una con la otra?
    -Primero por la máxima de la que ya hemos hablado antes: el amor es de dos, por contra, el enamoramiento no importa que sea de uno, de dos o de los que se quiera (viendo los tiempos que corren)
    -La otra diferencia son los frutos que da uno y otro y que no creo que hace falta redactar.

  9. Esterina said

    Interesante debate (y os habeis despachado agusto!!!!)…En fin amor, felicidad, aprendizaje y reciprocidad…

    Empezaré por señalar que el amor humano, tal y como lo entedemos, es un comportamiento ciertamente aprendido, pordríamos decir que “lo hemos mamado”: Aprendido por necesidad, ya que al otro, de alguna manera, le queremos para no estar solos (no sentirnos “patitos feos”) y para que nos quiera.

    Aquí entra en juego la reciprocidad, y a partir de la cúal creo no ver sentido a esa prototipo de relación que defendía Rayuelo, si no es como antesala del amor. Porque pienso que si vives el “amor no recíproco”, no sólo te acabaquemando, ya que tu no recibes nada en absoluto que escape de una mirada, sino que además creo que en el amor recíproco se crece y se llega a un conocimiento, bastante aproximado del otro, mientras que en el no recíproco sólo puedes aspirar a un enamoramiento de una imagen, la que el otro te quiera mostrar, sin conocer sus contenidos, lo que en arte serían sus más profundas pinceladas o sin saber de que está hecho, me parece una mera ilusión, ya que el fin del amor, es sentirse amado y no amar al otro, porque sí… Considero oportuno distinguir tres fases en el amor: primera “enamoramiento” (te gusta la imagen del otro, también psíquica), segunda “desamor” conoces al otro y ves sus defectos (se rompe el mito hollywoodiense); y la última “el amor verdadero”, has conocido al otro y lo aceptas tal y como es. Creo que es una cuestión personal a lo que quieras aspirar…

    Y por último, la felicidad, entendida no como un fin en sí mismo, sino también como una aspiración, que tiene mucho que ver con la idea o esquema de vida que veas cómo feliz.

  10. rayuelo said

    Gran aportación Ester. Como es obvio nadie aspira a quedarse a dos velas y si me habéis entendido eso me habré expresado mal.

    Me ha gustado lo de la “antesala” y es quizá la idea que tenemos todos, o al menos la aspiración.

    Bien lo que quería puntualizar, y si queréis cerramos aquí este debate, es que un desengaño nunca viene mal. Hay gente que lo superar mejor o peor, hay gente que aprende de ello, hay personas que se suicidan y hay personas que reemprenden su vida a partir de ese momento. Así que si lo considero amor, experiencia o como queráis llamarlo. ¿Por qué? Porque aprendemos en el amor en estas circunstancias.

    Y no quiero habalr de enamoramiento porque es algo tan frágil que creo que lo romperíamos en mil pedazos. El sentimiento de amor es más fuerte, como un roble, y no hay peligro de que lo partamos por la mitad. Y es a ese sentimiento noble, a vaces equivocado, a veces fabuloso y siempre caractéristico de la especie humana al que aspiramos.

    Respecto a la felicidad, creo que hemos llegado a la conclusión, de que es un estado momentáneo y siempre “aspirativo”. No conviene quedarse en él, pues.

  11. Morrie Jim said

    GUAU!! En los tiempos de crisis que corren y hay gente que se para , a hablar del amor.

    Estoy bastante de acuerdo con Juan, el amor es algo de dos ( o más). Si fuera solo de uno, no seriamos seres sociales. Necesitamos a otras personas.

    Creo que uno de los grandes problemas del amor, es el valor que le da la gente. Normalmente suele ser equivocado. Unos lo ponen como “meta”, con fin ultimo humano, encontrar el amor, el bien , la felicidad. Otros lo relegan a un plano inferior, de resignación en el cual el amor es lo menos importante.

    El amor, es una energía, unos hilos invisibles que unen a las personas y hacen que por algun motivo u otro esten conectados.
    Las personas somos amor, lo focalizamos de distintas maneras. No necesitamos llegar a él, porque ya estamos en él.

    El amor en pareja que creo que es al que os referís, es complicado, porque como se ha repetido ya , es cosa de dos, y si a veces es dificil ser fiel a uno mismo, entenderse del todo, tener las cosas claros, intentar compatibilizarlo con otra persona es aún mas dificil.

    Creo que la persona es feliz no cuando esta enamorada si no cuando ama, cuando tiene algun motivo por el que amar, por el que entregarse a una causa o persona. Cuando el sentimiento es correspondido , el sentimiento es más pleno, pero nada más.

    Yo soy de aquellas personas que creen que la felicidad es un estado transitorio, y algo muy relativo. Creo que para ser completamente feliz tienes que ser un ser (nunca mejor dicho) egoista. No puedes obviar la gente de tu alrededor, y es muy muy muy dificil, que un dia nos levantemos y todos seamos felices. Ojalá.

  12. rayuelo said

    Después de todas las versiones del amor que hemos dado y que infinitamente podríamos seguir dando para no llegar a casi nada (o a casi todo, qué más da…) me gustaría recomendar un libro:

    Marguerite Yourcenar. “Qué Aburrido Hubiera Sido Ser Feliz”.

    Respecto a la última opinión vertida por Morrie Jim (bonito nombre) y que afirma cosas tales como “que en el amor ya estamos” (cosa en la que estoy completamente de acuerdo) o que “para ser completamente feliz hay que ser egoísta” (cosa en la que difiero) decir que, como reza tu despedida, pero cambiando profundamente tu axioma, espero que no llegemos a ser nunca felices, al menos no completamente y que nos nutramos de “momentos” y de “opiniones”.

    Eres bien recibida… jejeje.

  13. Morrie Jim said

    Gracias por la bienvenida!!

    Me explico un poco que a lo mejor ha quedado demasiado concisa mi idea. La felicidad es una idea egoista ( en la concepción actual) ya que se habla de TU felicidad. Para que yo sea feliz necesito que sean felices los demás. Es decir ¿como puedo ser yo completamente feliz ( fin absoluto humano) si sé, y soy consciente por ejemplo de las injusticias de mi alrededor?. Para conseguir llegar a ese estado transitorio de felicidad tengo que abstraerme de lo que me rodea (ejercicio egoista) y centrarme solamente en mi y en mi felicidad.

    De ahi que enuncie que la felicidad (entendida hoy) es puro egoísmo.
    Y mi felicidad o mi concepción de ella es utopica.

  14. rayuelo said

    Utópica es y yo espero que siga siendo.
    Enuncias una idea muy próxima al nirvana budista, abstraerse tanto de todo; del sufrimiento ajeno y del propio, que se consiga un nivel… un nivel difícilmente definible.

    El príncipe Shiddarta (Buda) lo dijo así: «Hay una condición donde no hay tierra, ni agua, ni aire, ni luz, ni espacio, ni límites, ni tiempo sin límites, ni ningún tipo de ser, ni ideas, ni falta de ideas, ni este mundo, ni aquel mundo. No hay ni un levantarse ni un fenecer, ni muerte, ni causa, ni efecto, ni cambio, ni detenimiento».

    Creo que ya he compredido entonces lo que quieres decir; ser feliz quizá signifique para uno que los que estén a su alrededor (incluso las injusticias del mundo) estén resueltos. Para otros su felicidad consistirá en pisotear la felicidad de otros y para otros quizá no sea pisotear sino que se debe dar una situación en la que para yo sentirme agusto y bien otro deba pasarlo mal.

    Cosa que ocurre en el amor muy a menudo y el ejmeplo es claro y también algo cursi: el objeto de deseo es pretendido por dos o más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: