Los placeres y los días

Es un grito y nadie puede oirlo, solo tú…

La avería

Posted by rayuelo en 19 diciembre 2008

Dar amor, lo sé,
pero no funciona.
Mostrar piedad, lo sé,
pero no funciona.
Eliminar el yo, lo sé,
pero no funciona.
Acabar con el deseo, lo sé,
pero no funciona.
Vivir el hoy y no el mañana ni el ayer, lo sé,
pero no funciona.
Poner la otra mejilla, lo sé,
pero no funciona.
¿Qué hacer entonces? No lo sé
Y no funciona.

 

“La avería”, Roger Wolfe (2007)

 

Ha salido hace poco una antología de poemas de Roger Wolfe en la Editorial Renacimiento (fantástica editorial de poesía) que valen la pena ser leídos; se llama “Días sin pan”. Soy de la opinión que explicar poesía es un gran error así que como no soy sospechoso de recibir emolumentos del poeta recomiendo públicamente leer sus composiciones que, en muchos aspectos tienen a la verdad humana como abanderada. Juzguen ustedes mismos.

 

Pd: El ex componente de Duncan Dhu, Diego Vasallo, pone música a algunos de estos poemas. No sé lo que se aproximan a su vida (siempre fue rarito) pero es cierto que, leyéndolos, a uno le dan la impresión de que se pueden cantar. En inglés claro, pero ese es otro problema…

 

Anuncios

6 comentarios to “La avería”

  1. Esterina said

    Felicidades por tu blog!!!! Lo he visto por el tuenti, aunque ya me habia comentado algo Jaluro, me gusta, tiene contenidos muy interesantes, espero que te vaya muy bien, lo seguiré de cerca………

  2. rayuelo said

    Gracias Ester por tus felicitaciones, espero que en un futuro puedas seguir siendo asidua de este modestísimo blog y que participes en los debates que se den dentro… SI SE DAN!! jeje.

    Nos vemos.

  3. miguel said

    Este poema, a mi modo de ver, dice una verdad tan grande, que nadie le hace caso.

    He hecho la prueba, lo he enseñado a gente, y siempre han mirado a otro lado o cambiado de conversación. Es lógico, en definitiva. Se ponían a hablar de ‘Sin tetas no hay paraíso’, o del frío que está haciendo este año, osea, de algo que no fuera una verdad tan rotunda (o lo q es lo mismo, tan ofensiva).

    Por cierto, cuál es el texto ese q decías q cambió 1 poquito tu vida el otro día? no me quedó claro.

    un saludo

  4. rayuelo said

    Bienvenido Miguel, me alegra saber que la poesía sigue despertando admiraciones tales que llegan a hacer que una persona considere unos versos como “verdad tan grande”.

    Una de las características que debe tener una poesía es contar una verdad; interior o universal, pero siempre con ese “residuo” que podemos aplicar a nuestra vida.

    No me acuerdo del texto que puse que cambio algo mi vida pero creo que te refieres al fragmento que puse de Rayuela.

    https://eljuiciodeparis.wordpress.com/2009/01/15/el-moralista-horacio-oliveira/

    Realmente fue la obra completa, que iré desgranando poco a poco en este modesto blog que te acoge como tertuliano. Nos vemos.

  5. miguel said

    Gracias. Para mí ese poema sí encierra una verdad, gigantesca, de las más grandes que he escuchado. Tan grande, q (casi) nadie se atreve a decirla.

    De hecho m acordé de él, después de q me mandaran uno de esos powerpoint en q frente a imágenes de belleza estereotipada, un gurú ‘oculto’ te da las fáciles reglas que debes cumplir para que tu vida sea ‘plena’ y ‘auténtica’ y cursilerías por el estilo… ‘Dar amor, lo sé /pero no funciona’…

    Eso es literatura. Otros poemas, q ahora se me ocurran, q ocultan verdades como montañas (y estan en el ostracismo) pueden ser ‘nocturno yanqui’ de Cernuda, ‘El mapa de España’ -no es ese nombre- de Alberti… tb Fonollosa?

  6. rayuelo said

    Suele ocurrir muchas veces, Miguel. En la marginalidad, en un poema olvidado, en un escritor que estuvo 40 años (40 AÑOS!!) desconocido para el público y la crítica (como Fonollosa), en otro como Salinger que dice escribir solo para él porque eso (ya con 90 años) le ayuda a seguir viviendo, aguantando. EN LOS SOLITARIOS.

    Quizá Cernuda no fuese un solitario, siempre tuvo suerte (la Guerra Civil le pilló en París y luego pudo exiliarse a México sin complicaciones) o quizá no tuviese amigos en el extranjero como tuvo Alberti (y que posteriormente le ayudaron a traerle de nuevo a su Puerto de Santa María).

    Panero también dice muchas verdades y, bueno, no soy psiquiatra (yo ahí no me meto) pero está semi-encerrado en un manicomio.

    Así que si, estoy muy de acuerdo contigo: hay veces que transmitir una verdad es más complicado que la ficción más rocambolesca y genial. Lástima que el ser humano mienta tanto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: